Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vilanova también entra en la "zona roja" y Durán insta a los arousanos a autoconfinarse

El alcalde afirma que lo ideal en los próximos días es "ir de casa al trabajo y del trabajo a casa" - Los positivos de Covid pasan de 7 a 20 en un día en el municipio vilanovés - "O tomamos medidas o nos vemos en los tanatorios"

Gonzalo Durán, en su conferencia de prensa de ayer.

Gonzalo Durán, en su conferencia de prensa de ayer. // Iñaki Abella

El Ayuntamiento de Vilanova ingresó la pasada medianoche en el grupo de municipios gallegos sometidos a restricciones sociales debido a la mala evolución de los contagios de coronavirus. Las limitaciones que le ha impuesto la Consellería de Sanidade a Vilanova son las mismas que están vigentes en Vilagarcía desde el jueves, pero el alcalde vilanovés, Gonzalo Durán, considera que son insuficientes. De hecho, él aboga por un autoconfinamiento voluntario en toda la comarca de O Salnés.

El SARS-CoV-2 ha pisado el acelerador en Vilanova. A principios de semana, había dos casos; el miércoles ya eran cuatro; anteayer jueves habían subido a siete; y a primera hora de la mañana de ayer, el Sergas llamó a Gonzalo Durán para decirle que había 20 contagiados.

Aunque no sabe cuántos positivos en concreto se deben al brote de la empresa avícola Avigal, al alcalde de Vilanova le consta que hay más de uno. Por ello, plantea que no valdrá de mucho imponer restricciones a la vida social en Vilagarcía y Vilanova si no se hace lo mismo en todos los ayuntamientos, "situados en un radio de 10 o 15 kilómetros de la avícola", habida cuenta de que esta tiene trabajadores de varias procedencias.

Además, Gonzalo Durán recuerda que la realidad geográfica y socioeconómica de O Salnés propicia que haya constantes trasvases de gente entre un municipio y otro. "¿De qué vale que cerremos los bares en San Miguel, si a 300 metros están abiertos los de Corvillón?", se preguntó el regidor vilanovés para ilustrar con un ejemplo su opinión de que las restricciones por municipios no serán efectivas. "¿Vamos ahora a la calle Rey Daviña y preguntamos cuánta gente de la que está paseando es de Vilagarcía y cuánta es de otros municipios?".

Autoconfinamiento

Durán, que es médico de profesión, insta al Sergas a ser más duro con las medidas de control del virus, y a imponer restricciones en toda la comarca de O Salnés, o al menos en los municipios más próximos a la empresa avícola.

Pero también apela a la responsabilidad individual. "Estamos en la situación más grave desde que empezó la pandemia. Nunca hemos tenido en la comarca un foco con 100 personas", aseveró. "Aconsejo que estos días vayamos de casa al trabajo, y del trabajo a casa. Tenemos que suspender en todo lo posible la vida social", añade Durán.

El alcalde de Vilanova considera que es el momento de, "cerrar el ocio", y que no cabe la excusa de que hay que mantener a flote la economía. "Es mejor ser duros ahora, perder dos semanas y cortar la transmisión del coronavirus, para después poder hacer vida más o menos normal. Porque si no, lo que pasará es que acabaremos confinados, y lo que perderemos serán dos meses". En este sentido, recuerda que el foco de A Mariña de Lugo empezó con 18 casos, pero que rápidamente se descontroló, provocando el cierre de la comarca.

También se mostró muy duro con la actitud individual de quienes todavía no usan bien la mascarilla, y avanzó que la Policía Local de Vilanova será muy dura con esta infracción, que está penada con una multa de 100 euros.

Durán opina que todos los concellos deberían ser estrictos con el uso del tapabocas, y en este sentido afeó a Vilagarcía que, "sigo viendo gente sin mascarilla que va por la calle fumando y cruzándose con los demás". "Ayer aún vi a dos señoras mayores dándose besitos porque hacía un mes que no se veían. Hay gente que no se da cuenta de lo que pasa", lamentó.

El alcalde está muy preocupado por lo que pueda suceder durante este fin de semana, ya que el coronavirus está circulando, y entre el sábado y el domingo los contactos sociales se incrementan. Durán pide a sus convecinos que en los próximos días estén únicamente con sus convivientes. "Estos días nada de mezclar familias. No es el momento de llevar al niño a ver el abuelo". Gonzalo Durán es tajante: "O tomamos medidas o nos vemos en los tanatorios".

Las razones y las medidas

El Sergas cuenta con un Comité Clínico de expertos y con varios subcomités, uno de ellos dedicado al seguimiento de los brotes. Es este el que decidió ayer la imposición de restricciones en Vilanova. Los técnicos argumentan que entre Vilagarcía y Vilanova suman casi la mitad de todos los casos de coronavirus que hay en la comarca, y que el 60 por ciento de los nuevos contagios de Vilanova se produjeron en los últimos cinco días.

El Sergas añade que la tasa acumulada de contagios en los tres últimos días de Vilanova es la más alta de la comarca, y 2,57 veces más alta que la media gallega.

Así las cosas, se han impuesto restricciones sociales, que se desgranan en la edición de tarde del Diario Oficial de Galicia de ayer. Entre las principales se encuentran la prohibición de reunirse en grupos de más de 10 personas no convivientes; la prohibición de fiestas y verbenas; la reducción del 50 por ciento del aforo de comercios, el interior de bares y restaurantes (en las terrazas solo se reduce un 25 por ciento), espectáculos culturales o misas. Los comercios tendrán que tener atención preferente a los mayores de 75 años; en los velatorios en espacios cerrados solo se podrán juntar un máximo de 10 personas, y en los entierros, de 25.

Compartir el artículo

stats