Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Llegan preocupados y disciplinados"

El director del Cotarelo, el instituto más numeroso de la comarca, aplaude la actitud de los estudiantes - La matrícula de FP sigue abierta y dificulta la organización del centro

Labores de limpieza ayer por la mañana en el IES Armando Cotarelo Valledor, en Vilagarcía.

Labores de limpieza ayer por la mañana en el IES Armando Cotarelo Valledor, en Vilagarcía. // Iñaki Abella

Quién le iba a decir a muchos adolescentes que su primer año de instituto iba a ser tan extraño, enfundados en mascarillas, siguiendo un itinerario marcado por los pasillos, sentados a un metro y medio de distancia de los compañeros y tomándose un respiro en el patio en una zona acotada para no tener contacto con alumnos de otras clases. La verdad es que un comienzo así no resulta demasiado atractivo, pero los chavales han dado la talla. Al menos los que ayer empezaron el curso en el Armando Cotarelo Valledor, el instituto más numeroso de la comarca, con más de un millar de estudiantes debido a su amplia oferta de FP (hay matriculados de todo O Salnés, Ullán y también del Barbanza).

Como en otros centros, ayer fue día de presentaciones. Se hicieron escalonadas, de forma que en el salón de actos solo coincidieron un máximo de veinte alumnos de forma simultánea, todos de un mismo grupo. Por la mañana les tocó a los de primero y segundo de ESO. "Vienen con miedo, muy preocupados, pero también muy disciplinados; cumplen las normas y están muy receptivos a las medidas que se ofrecen", comenta el director del Cotarelo, Ignacio Castro. Y efectivamente, durante esta conversación, salieron los estudiantes de una clase de primero de ESO de su presentación, todos el fila, separados y con sus respectivas mascarillas. No hubo aglomeraciones, ni dentro ni tampoco en el exterior del centro.

Este instituto también ha tenido que acogerse a la semipresencialidad, pero en ciclos formativos, y fue una opción elegida por el claustro del centro. Así, un grupo irá a clase presencial los lunes, miércoles y viernes de una semana y los martes y jueves de la siguiente.

El problema en FP surge en el incremento de la oferta que la Xunta ha realizado este año, concretamente de un 20%, y en que el plazo de matrícula continúa abierto hasta principios de octubre. Si bien este último aspecto es algo habitual todos los años, este cobra más importancia porque en el caso de aumentar la demanda a última hora algún ciclo presencial como es el caso de Xestión de ventas podría dejar de serlo. Por ahora es una incógnita.

En Bachillerato y ESO se puede mantener la educación presencial, siempre sacrificando las aulas específicas, como la de dibujo, música, tecnología o informática. En cada curso de ESO hay tres grupos, salvo en cuarto que son cuatro. Las aulas no superan los 20 estudiantes, según señala la vicedirectora del centro situado en Sobradelo.

En las presentaciones, además de información académica básica y de medidas de higiene y seguridad por el protocolo Covid, los alumnos realizaron el recorrido que deben seguir acompañados de sus respectivos tutores.

Compartir el artículo

stats