Agentes de la Policía Nacional de la comisaría de Vilagarcía han liberado a cuatro mujeres presuntamente prostituidas en la villa, y han detenido a los integrantes de supuesta una organización dedicada a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

Los hechos fueron denunciados el pasado febrero a través de una llamada telefónica en la que se alertaba de que una mujer se encontraba retenida en un piso y no la dejaban salir obligándola a ejercer la prostitución.

Los agentes de Vilagarcía iniciaron la investigación y lograron contactar con la víctima por teléfono, que afirmaba haber sido amenazada con un cuchillo en el cuello por una mujer para obligarla a ejercer la prostitución.

En su declaración indicó que en un primer momento vino de vacaciones a España y se trasladó a Villagarcía para trabajar supuestamente como "masajista".

Una vez en el piso, donde según su relato, vivía en compañía de esa mujer y su pareja, apuntan fuentes policiales, comenzaron las amenazas con el cuchillo, momentos en los que tenía que encerrarse en una habitación en compañía de otras chicas, mientras supuestamente golpeaba la puerta y amenazaba con acuchillarlas.

La Policía Nacional indica en un comunicado que la pareja se encargaba de gestionar el funcionamiento del piso "donde se ejercía la prostitución", de modo que el hombre se encargaba de publicar los anuncios en una página web y acompañaba a las chicas en sus "salidas profesionales" a otros domicilios mientras la mujer se encargaba del control de los servicios, de su duración, del cobro y de las coacciones y amenazas con retirarles la documentación a las mujeres, indicándoles que las echarían de España.

Por todo ello, los agentes policiales les detuvieron el día 22 de septiembre por los presuntos delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, detención ilegal, y amenazas. Los detenidos son naturales de Colombia, de 42 y 30 años de edad respectivamente, ambos con antecedentes policiales.

Con la trata no hay trato

Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual. La Policía Nacional cuenta con la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo "trata@policia.es" para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos no quedando reflejada la llamada en la factura telefónica.

Actualmente se cuenta también con 106 agentes formados como interlocutores sociales contra la trata de seres humanos. El interlocutor social ejerce el papel de enlace de colaboración con las organizaciones y entidades con experiencia acreditada en la asistencia a las víctimas.

Estos expertos serán el punto de contacto permanente con las ONG´s para fomentar la colaboración con las víctimas de trata de seres humanos, garantizar el intercambio mutuo de información, tendencias, estadísticas y promover la coordinación.