Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La suspensión de los viajes del Imserso agrava el descenso de facturación de las agencias arousanas

Si bien no se discuten las razones de la decisión, el sector reivindica medidas compensatorias

Los usuarios del Imserso no acudirán este año a las agencias.

Los usuarios del Imserso no acudirán este año a las agencias. // I.A.

La decisión del gobierno central de suspender de manera definitiva todos los viajes del Imserso a consecuencia de la pandemia del coronavirus se ha convertido en un nuevo varapalo para las agencias de viaje de toda la comarca.

Si bien nadie discute las razones de la medida adoptada, lo cierto es la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) calcula las pérdidas en torno a 350 millones, que son ingresos directos que dejarán de percibir hoteles y agencias por las casi 900.000 plazas del programa que han quedado sin vender, calculando una media por viaje de 400 euros (300 de media que paga el viajero y 100 adicionales que costea el Estado).

Esta situación se suma además a que se trata de población de riesgo por lo avanzado de la edad, lo que la medida no encuentra ningún tipo de reparo en su aplicación. Ni siquiera las palabras del secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, que en una comparecencia en el Congreso ha dicho que sería una "insensatez" hacer que miles de personas viajen para salvar al sector turístico.

La adopción de medidas compensatorias en tiempos reacios para contratar viajes es una de las reivindicaciones de un sector muy castigado por la situación pandémica.

Inés Plaza, directora de la agencia B The Travel Brand en Vilagarcía manifestó al respecto que "el Imserso te ayuda mucho en la facturación de este mes, pero prefiero que la gente no viaje que luego tener un problema. Debemos priorizar la salud a cualquier cosa, pese al revés económico que conlleva".

Por su parte Sara García, de Nautalia Viajes en Vilagarcía, tiene claro que "la desestacionalización de los viajes es un poco nuestra tabla de salvación. Ya no solo se viaja en verano y eso ayuda a capear el temporal en lo económico, pero la situación es preocupante".

Las previsiones que manejan en cuanto al repunte de la facturación se sitúa en la Semana Santa de 2021, a expensas de la evolución sanitaria.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats