Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La supervivencia de una colonia de cirrios obliga a restaurar la obra de un edificio

La reforma había tapiado los agujeros donde se habían instalado desde 2016 los nidos en Cambados - Se pudo salvar las vidas de varias crías que habían quedado atrapadas

Las aves adultas merodeaban la zona sabedoras de que sus crías estaban tras el cemento.

Las aves adultas merodeaban la zona sabedoras de que sus crías estaban tras el cemento. // FdV

Una colonia de cirrios pálidos ha podido recuperar sus nidos en un edificio de Cambados tras la acción conjunta de SEO BirdLife Pontevedra, Sociedade Galega de Historia natural, empresa constructora y Concello de Cambados. Las gestiones realizadas y la importancia de la acción medioambiental en juego ha supuesto que estas aves hayan podido recuperar el lugar en el que llevan habitando desde hace varios años.

Concretamente en el edificio del número 19 de la Avenida de Galicia de Cambados, está la colonia de cirrios pálidos desde al menos 2016. Allí se instalaron ocupando los agujeros abiertos debajo de las tejas del alero en las tres fachas del inmueble. Además todos los años las aves criaron ampliando hasta cerca de una veintena el número de integrantes de la colonia.

A comienzos del presente mes de septiembre, debido a las obras de reforma para un local comercial del edificio, se procedió al tapiado con cemento de todos los agujeros que albergaban nidos en la fachada oeste y, parcialmente, en las fachadas norte y oeste. Un hecho que provocaría la muerte de las aves que aún estaban en su interior.

En los días siguientes la sección de Ornitología y la Delegación de Pontevedra de la Sociedade Galega de Historia Natural, junto con SEO-BirdLife Pontevedra, iniciaron visitas a la colonia con los agentes de Medio Ambiente Natural de la Xunta y la técnico de medio ambiente del Concello de Cambados, encaminadas a impedir que se tapasen todos los agujeros que todavía quedaban abiertos y se restaurasen a la situación previa aquellos agujeros que ya fueran cubiertos con cemento.

Tal era la situación que muchas aves continuaban volando por la zona con los nidos aún taponados. Incluso cirrios adultos trataban de entrar en los agujeros tapiados sabedores que allí estaban sus crías.

Finalmente, el pasado 10 de septiembre, a requerimiento de las autoridades competentes, la empresa constructora procede a la restauración total de la fachada norte, dejando 26 agujeros para nidos dejando también 14 y 15 agujeros más en las otras dos fachadas. Incluso al día siguiente ya se pudo constatar la presencia de la colonia en los lugares reabiertos.

Cabe reseñar que la SGHN deja claro que "el Cirrio pálido es un ave protegida, escasa en Galicia y la destrucción de sus colonias representa una pérdida importante para la biodiversidad, además de una total falta de sensibilidad al provocar la muerte directa de las crías presentes en los nidos de los agujeros tapados".

Compartir el artículo

stats