Al igual que ocurre en el colegio de Baño, en Valga, también en el Xulio Camba de Vilanova se ha retrasado el inicio del curso debido a la ejecución de obras de reforma. Los niños de segundo a sexto de Primaria pudieron comenzar ayer la actividad lectiva, pero no los de Infantil y primero de Primaria, ya que el edificio de sus clases todavía no está terminado. Según señalan desde el centro, aún faltan los falsos techos y la renovación de todas las ventanas, entre otras mejoras. "Hasta dentro de una o dos semanas no podrán comenzar los de Infantil", calculan.

En el inmueble de Primaria las obras tampoco han terminado, pero en las aulas sí, de ahí que ayer estos alumnos ya hayan comenzado el curso. "Ya se pintó, se cambiaron los baños, las ventanas, ... Queda la carpintería, las puertas", comentan desde el colegio. "Ahora los operarios vienen por las tardes a trabajar", agregan.

Ayer comenzaron el colegio unos 200 niños del Xulio Camba, mientras que otros 125 continúan sin clase.