SUSCRÍBETE

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La escasez de espacio y de profesores aboca a los institutos a la educación semipresencial

Esta modalidad podría aplicarse en la FP del Cotarelo y del Bouza Brey, y en Bachillerato del Castro Alobre - A menos de una semana del inicio de curso, hay centros que aún esperan la aprobación por parte de la Xunta a sus propuestas

El próximo miércoles 23 de septiembre comienzan el curso los alumnos de instituto y a estas alturas todavía hay centros que están a la espera del visto bueno de la Consellería de Educación para organizar la actividad lectiva. ¿Cuál será la plantilla de profesores definitiva? ¿Mamparas? ¿Más ordenadores? En algunos recintos es una incógnita. Si bien la situación de cada instituto es diferente, la mayoría ha tenido que transformar sus bibliotecas y talleres en aulas ordinarias para poder realizar los desdobles. Incluso prescindir de la sala de profesores, como es el caso del Castro Alobre, el instituto que más problemas está teniendo de Vilagarcía para reorganizar sus instalaciones. Y es que adolece de falta de espacio y también de profesores, por lo que ha tenido que resignarse a la educación semipresencial para Bachillerato, una opción que no convence ni al equipo directivo ni tampoco a las familias, pero la dotación de personal solicitada inicialmente a la Xunta fue denegada.

| Castro Alobre, de 22 a 8 docentes. La dirección del centro aboga por la educación presencial, y debido a la escasez de espacio en las aulas (garantizando la separación de metro y medio la capacidad no supera los 17 alumnos), solicitó a la Xunta 22 docentes a mayores de los 65 que componen habitualmente la plantilla. "Necesitamos esos profesores para poder atender los 29 grupos desdoblados", explica la directora, Mariola Rodríguez. Pero a Educación le pareció una propuesta "exagerada". "Nos enteramos por la prensa de que se podía optar por la semipresencialidad y fue después cuando nos comunicaron que valorásemos esa posibilidad, teniendo que volver a realizar una propuesta de dotación de profesorado", señala la directora, quien recuerda que el último ya es el cuarto planteamiento remitido a la Xunta.

Ayer a mediodía el centro todavía no había recibido respuesta. "Si no llega hoy va a ser muy complicado iniciar el curso el día 23 y el retraso de las clases de una semana no nos habrá sido operativo", comenta Rodríguez. Y es que una vez autorizada la organización, hay que establecer los grupos, convocar al claustro y elaborar los horarios, "que lleva dos o tres días como mínimo", recuerda la docente. "Vamos muy justos", advierte.

Como la Xunta rechazó varias veces el incremento de personal solicitado (22 profesores), el Castro Alobre se ha visto abocado a solicitar la educación semipresencial para Bachillerato y a realizar desdobles "más ajustados" en ESO. Así, en la última propuesta solo se piden 8 docentes. "La semipresencialidad es un agravio comparativo con otros centros que no están tan masificados y pueden dar clases presenciales. Se imparte menos temario o se aborda en menor profundidad", lamenta la directora.

El Castro Alobre cuenta con 830 estudiantes, la inmensa mayoría de ESO y Bachillerato, ya que tiene pocos ciclos formativos.

| Cotarelo Valledor. Es el centro educativo de Vilagarcía con más alumnado y oferta de FP, y uno de los más numerosos de toda la comarca, con un millar de estudiantes. Cuenta con una plantilla de 90 profesores y puede desdoblar sin dificultades ESO y Bachillerato. Los problemas surgen en los ciclos. "Las aulas taller son aulas de informática en las que no se puede guardar el metro y medio de distancia. Por ello solicitamos la semipresencialidad para FP, manteniendo el horario diurno, no de tarde porque ya hay FP dual, Bachillerato y ESO de adultos por la tarde", explica el director, José Ignacio Castro.

Solo hay un ciclo que se impartirá a distancia, que es el superior de Marketing y Publicidad.

Las entradas y salidas serán escalonadas, con turnos distintos para FP por un lado, y para ESO y Bachillerato por el otro, al igual que los recreos.

| Fermín Bouza Brey. La problemática en el instituto de Fontecarmoa es similar, ya que "físicamente los talleres no se pueden desdoblar", por lo que se han decantado por la semipresencialidad en FP. "Aún no nos contestaron", comentaba ayer el director, Jesús de Andrés. "Por saber, no sabemos nada. Volvemos a ir con el tiempo muy justo. La desinformación es total, cuando la Xunta debería dar unas instrucciones claras", critica.

Antes de que Educación anunciase la posibilidad de acogerse a las clases semipresenciales, el Bouza Brey ya había enviado su propuesta, que consistía en 10 profesores más, 250 mamparas y 85 ordenadores. "Si aceptan la semipresencialidad habrá que volver a valorar el número de mamparas y PCs necesarios", dice De Andrés.

El Bouza Brey cuenta con 65 profesores y unos 600 alumnos (la mitad de ciclos y la otra mitad de ESO y Bachillerato). La desafectación de la casa del conserje permitió crear cuatro aulas nuevas.

| Miguel Ángel González. En Carril los problemas son de espacio; la dotación de profesorado es suficiente. "Tuvimos que tirar una pared para juntar dos aulas y hacer una de 33 alumnos, que es el límite de la ratio en Bachillerato", indica la directora, Rosa Gómez. "Otras aulas las tenemos con 16 estudiantes, otras con 23 y algún caso con 25, quitando un armario", añade.

Gómez se queja de que "en julio la separación era de un metro y en el protocolo del 31 de agosto de metro y medio, por lo que tuvimos que rehacer todo, es una vergüenza".

Admite que la distribución de espacios se ha hecho con "muchas dificultades", utilizando como aulas la biblioteca, laboratorios, taller de tecnología e incluso las aulas específicas de Arte, que pasarán a ser ordinarias.

En el ciclo de actividades deportivas son 32 alumnos y "los gimnasios y la piscina solo permiten 15", recuerda la directora. Por tanto, o el instituto paga el doble en piscina y gimnasio o estas salidas tendrán que reducirse ante la necesidad de más presupuesto.

El IES de Carril tiene unos 420 alumnos y 45 profesores. Lleva más de tres años solicitando conexión wifi sin que por el momento Educación atendiese su petición.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats