Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

yayo herrero lópez | Activista ecofeminista referente a nivel estatal

"Los niños están hiperresponsabilizados con el Covid y asumen todas las medidas"

"En el teletrabajo hay un sesgo de clase enorme",afirma en su visita a Vilagarcía

Yayo Herrero participó ayer en un acto de Podemos y hoy lo hará en uno de Festivala.

Yayo Herrero participó ayer en un acto de Podemos y hoy lo hará en uno de Festivala. // Iñaki Abella

Una incidencia en el tren que la llevaba de Santiago a Vilagarcía -una persona se precipitó a la vía- obligó a retrasar el acto en el que iba a participar ayer por la tarde en la sede de O Faiado da Memoria. Yayo Herrero (Madrid, 1965) habló en el encuentro organizado por Podemos-Marea da Vila sobre ecofeminismo y las herramientas que brinda el municipalismo para "revertir la crisis ecológica, poniendo en el centro la vida, una vida de calidad para la mayor parte de la gente". Además, FARO también charló con esta mujer referente a nivel nacional en protección del medio ambiente sobre conciliación, teletrabajo o la vuelta al cole. Esta tarde participará en Festivala, en un coloquio posterior a la proyección de la película "La mujer y la montaña" en el Salón García.

- ¿Ya conocía Vilagarcía? ¿Qué opinión le merecen sus iniciativas en materia de ecologismo y feminismo?

- He estado dos o tres veces en Vilagarcía por cuestiones personales, visitando amigas, ... Tengo la sensación de que en esta ciudad, tanto desde el propio Ayuntamiento como desde asociaciones como O Soño de Lilith, con quien compartiré un ratito mañana [por hoy], hay movimiento.

- ¿Estamos más concienciados sobre la protección del medio ambiente?

- Hay un recorrido importante todavía por hacer. En los últimos años en las encuestas se aprecia que ha aumentado la preocupación sobre el cambio climático y la percepción de que es un problema serio. Pero una cosa es eso y otra distinta es que estemos preparados para impulsar las transformaciones necesarias para revertir esa crisis ecológica. La única forma de poder revertirla es impulsar transformaciones económicas y políticas muy importantes, es darle la vuelta al modelo económico que tenemos. En los poderes hay gente negacionista, que no quiere cambiar nada, y también hay muchas personas que todavía no relacionan que esta crisis ecológica, social, de agotamiento del petróleo y de desigualdades tiene que ver con un modelo económico que se está llevando por delante vidas de personas, como es el caso de los migrantes en las fronteras, y que destruye la naturaleza que necesitamos para vivir.

- ¿Y las administraciones?

- Van totalmente por detrás de lo que es necesario hacer para revertir esa crisis. Algunas por miedo, por no atreverse a plantear cosas claras, y otras porque son negacionistas o prefieren mirar más la crisis como un negocio.

- Se habla mucho de conciliación, pero la realidad es que para muchas familias no existe, habiendo, sobre todo madres, que están hartas de renunciar. ¿Qué medidas propone para mejorar en este camino?

- La conciliación sigue siendo como resolver una anomalía, la de que haya mujeres que quieran trabajar fuera de casa y a la vez cuidar. En lugar de resolver el problema estructural, instituciones y empresas se benefician del trabajo de cuidar que mayoritariamente realizan las mujeres, cuando debieran de hacerse corresponsables de ese cuidado de la vida. Con respecto a las medidas y políticas, tienen que ir todas de la mano. Deben existir unos servicios públicos de calidad que se ocupen de corresponsabilizarse de las personas más vulnerables, como mayores, diversidad funcional, infancia, ? Necesitamos empleos que puedan ser compatibles con los cuidados, con una redistribución de la jornada laboral y también la posibilidad de reducción. También se necesitan recursos públicos para mantener esos servicios.

- ¿Cómo valora la gestión de la pandemia del Covid-19?

- Al principio, no creo que la gestión fuese perfecta, pero sí que ha habido cosas muy importantes, como los ERTE, que han impedido que un montón de personas se fuesen directamente el paro; prohibir los desahucios y los cortes de luz fue clave; también la aprobación del ingreso mínimo vital. Es verdad que la gestión de información ha sido extremadamente complicada y que no siempre ha funcionado bien, aunque reconozco la dificultad. Otra cosa es la desescalada o vuelta al colegio, es difícil. Yo creo que los niños necesitan volver al cole porque es un espacio de socialización. Para ellos todo esto ha sido durísimo, les afecta enormemente. Y para volver en condiciones de seguridad hacen falta recursos, como contratar más profesorado.

- Es complicado encontrar un punto intermedio para garantizar la seguridad y salud de los niños en el colegio sin interferir en su educación emocional. Van enfundados en mascarillas, no se les permite tener contacto físico con sus compañeros, ...

- Es muy preocupante y veremos a ver qué secuelas tiene. Observas miedo en los niños, van hiperresponsabilizados, atendiendo todas las medidas sin cuestionar absolutamente nada. Tienen miedo a contagiarse ellos mismos, a sus abuelos, ... Además, se les lleva tiempo educando para no usar productos de usar y tirar y de repente todo es plástico de un solo uso. Educamos para que compartan y de repente no se les deja compartir, tocar, ...Cada centro busca la mejor manera para atenderlos. Se trata de que sea una educación humana. Y por otro lado, en una entrevista al pedagogo Francesco Tonucci, él consideraba absurdo que los alumnos hablasen en clase de la tectónica de placas, de sintaxis, pero no del Covid, de la muerte, de la desaparición de sus abuelos, del miedo, de la pobreza, el desempleo? Los niños necesitan hablar de lo que está pasando y hay que dar un abordaje educativo a la propia crisis del Covid.

- ¿Ha funcionado el teletrabajo?

- Hay que tener en cuenta que hay un sesgo de clase enorme. Las que no pueden teletrabajar son personas con salarios bajos, empleos precarios y están más expuestas porque usan más transporte público (que es seguro si no lo recortan). La ministra Yolanda Díaz está volcada en una ley de teletrabajo. Puede ser muy positivo para la organización de la vida de la gente, para reducir el gasto de energía en transporte, ... Aunque lo cierto es que deja más desprotegidos a los trabajadores ante quienes los emplean porque la relación es más individualizada y pueden surgir posibles abusos. Hace falta regular el teletrabajo para que no se convierta en una jornada permanente. Y también hay que pensar medidas para quienes no teletrabajan.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats