Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cerca de 40 denuncias tramitadas hasta el mes de agosto

Desde las jornadas del confinamiento hasta el inicio del pasado mes de agosto, A Illa interpuso cerca de 40 propuestas de sanción a personas que fueron sorprendidas retirando marisco de sus playas, todos ellos, furtivos de bañador. Las personas denunciadas se enfrentan a una sanción económica que va desde los 300 a los 6.000 euros, cantidad que oscila en función de varios factores, como pueden ser la reincidencia o la cantidad de marisco incautada por los vigilantes.

La mayor parte de los sancionados eran gallegos y conocedores de que su acción no se ajustaba a la ley, una circunstancia que, en la mayor parte de las ocasiones, no les impidió enfrentarse, en especial, a las mariscadoras con insultos y menosprecios de todo tipo.

Las mariscadoras llevan dos años realizando tareas de vigilancia en las playas, llegando a infiltrarse entre los bañistas para preservar la producción y que no sea esquilmada. No es la única acción que han puesto en marcha dufranete todos estos años. De hecho, llegaron a grabar un vídeo explicando como son ellas las que convierten las playas en productivas, con siembras, limpiezas y un duro trabajo que culmina con la extracción. En él participaron dos conocidas caras de la televisión como son los actores Carlos Blanco y Touriñán, lanzándose a través de las redes sociales. Como explica la responsable de las mariscadoras, Maricarmen Dios Castro, "por falta de información no es, puede que algún caso de los que sorprendemos pues no tenga clara la situación, pero la inmensa mayoría son conocedores de lo que están haciendo, pero no les preocupa lo más mínimo".

El problema no es exclusivo de A Illa, sino que se extiende a otras cofradías, aunque ninguna sufre este nivel de incidencia. De hecho, la Consellería llegó a lanzar una campaña por las playas de toda Galicia en la que se repartía información explicando las circunstancias en las que se extrae el marisco y el trabajo que existe detrás.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats