Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los usuarios muestran su malestar por la situación de los pantalanes de O Xufre

El de las embarcaciones de marisqueo lleva sin luz desde hace más de dos semanas, mientras el bateeiro carece también de electricidad - Hay problemas con autocaravanas

Pantalán de la tercera lista en el muelle de O Xufre, en A Illa de Arousa.

Pantalán de la tercera lista en el muelle de O Xufre, en A Illa de Arousa. // Iñaki Abella

Completamente a oscuras y sorteando la ausencia de algunas tablas. Con ese panorama se encuentran cada día los marineros de la tercera lista de A Illa cada vez que van a buscar su embarcación para ir a faenar.

Esta situación se prolonga desde hace más de dos semanas sin que desde Portos de Galicia se haya dado el paso para solucionarlo, algo que está provocando un importante malestar en el sector que teme que, cualquier día, se pueda registrar un accidente. Desde hace dos semanas, las únicas luces que hay en la dársena son las que se encuentran en las inmediaciones del edificio de una asociación mejillonera, el resto del muelle permanece a oscuras, creando inseguridad tanto a la hora de "ir al mar como a la hora de que pueda registrarse algún robo en las embarcaciones allí amarradas".

Pero ese no es el único problema que se están encontrando los mariscadores cuando van a faenar. Las inmediaciones de la lonja sed han convertido en un nuevo establecimiento de autocaravanas, muchas veces aparcadas sin ningún tipo de orden que no solo impiden a los marineros estacionar sus coches, sino que también dificultan de manera notable las descargas de mejillón.

Toda esta situación, apuntan, se debe a que el muelle de A Illa carece, en estos momentos, de vigilante, ya que su titular se encuentra de baja laboral y Portos de Galicia no ha enviado ningún sustituto.

El problema de las autocaravanas se ha registrado durante todo el verano, afectando tanto al muelle como a diferentes espacios dunares donde estacionan estos vehículos.

"Es un puerto sin ningún tipo de control, parece que Portos ha decidido abandonarnos", señalaba ayer un bateeiro. No en vano, los pantalanes de la tercera lista no son los únicos que tienen problemas.

Estrenados hace no mucho tiempo, los de la flota bateeira venían a solucionar el grave problema de amarre que se registraba en la dársena. Sin embargo, en los últimos meses los bateeiros se encuentran con que los pantalanes carecen de agua y de suministro eléctrico, servicios indispensables para un barco amarrado a un pantalán. "Hemos presentado todo tipo de quejas, pero no hemos recibido respuesta alguna y creemos que, cuanto menos, se nos debería tener en cuenta, ya que somos un puerto que paga como si tuviésemos servicios de primera", explican.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats