Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ravella realiza test a los conserjes y gastará 108.000 euros en desinfectar los colegios

La "vuelta al cole" supondrá para el Concello de Vilagarcía un gasto adicional de 108.000 euros, para así poder limpiar y desinfectar todos los centros educativos públicos del municipio, como las escuelas infantiles, unitarias, de educación especial, colegios, institutos, escuela de música y conservatorio.

El gobierno de Alberto Varela negoció con la empresa Clece y logró rebajar a 9.012 euros al mes el gasto por aplicar los protocolos de seguridad que la Xunta impuso a los centros educativos.

Según señalan desde Ravella, la empresa limpiará y desinfectará las instalaciones dos veces al día, y para ello las brigadas siempre serán las mismas para evitar posibles contagios o en el caso de producirse, facilitar el seguimiento de los casos. Se trata del mismo sistema que utilizaron los servicios municipales desde el inicio de la pandemia.

Además del gasto extra en limpieza, el Ayuntamiento también se ha hecho cargo de los test serológicos realizados a los conserjes de todos los centros educativos, "un personal al que la Xunta dejó fuera de sus medidas de prevención", critican desde el ejecutivo socialista, que realizará las mismas pruebas a los profesores de la escuela de música y del conservatorio.

Desde el equipo de Varela aseguran que "lo fundamental es preservar la seguridad y salud de toda la comunidad escolar, lo que incluye al profesorado, personal auxiliar, padres, madres y alumnado, para crear un entorno seguro, y por eso no dejaremos de dedicar cuantos recursos sean necesarios a tal fin".

No obstante, deja claro que continuará reclamando a la Xunta que asuma los costes de la desinfección impuesta por sus propios protocolos. "No se puede seguir cargando a las administraciones locales de competencias impropias, y más todavía cuando no se les hace partícipes de la toma de decisiones. La comunidad escolar es un colectivo muy numeroso dentro de una sociedad y como tal necesita de la mayor atención posible para tratar de contener la pandemia mientras no exista vacuna o tratamiento médico", señalan desde el gobierno vilagarciano.

No se olvidan los socialistas de recordar su "colaboración y lealtad institucional" con la Consellería de Educación en proyectos como el pabellón del CEIP de Rubiáns o el comedor de O Piñeiriño, y recientemente con la organización de las pruebas de la ABAU en Fexdega, lo que "supuso una importante contribución de medios humanos y materiales". "Ya va siendo hora de que la Xunta asuma sus competencias y habilite partidas económicas para mantener un sistema educativo y de salud de calidad, sin tener que recurrir sistemáticamente a los concellos para financiar sus disposiciones", concluyen.

Compartir el artículo

stats