Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

O Grove promociona el senderismo como alternativa de ocio segura en verano y otoño

- La localidad dispone de una red de senderos para descubrir paisaje y patrimonio - Adro Vello, Con Negro y Siradella, entre los espacios destacados y más recomendados

Un sendero a la altura de la batería militar de Puerto Cuaces. // FdV

El Concello de O Grove presenta las rutas de senderismo como una alternativa de ocio segura, incluso en plena pandemia, a través de la que se puede disfrutar de la localidad tanto ahora como durante el próximo otoño.

Lo hace recordando que dispone de infinidad de itinerarios en los que empaparse de paisaje, naturaleza y patrimonio, siendo Adro Vello, Con Negro, Siradella o Punta Moreiras solo algunos de los espacios privilegiados más aconsejables para "perderse" con estas caminatas.

También la Diputación de Pontevedra se suma a esta campaña difundiendo tanto las rutas de senderismo grovenses como las de otras localidades de la comarca de O Salnés y el territorio Ullán, con especial incidencia en Catoira y su "Ruta dos Muíños do Vento-Torres de Oeste", con un recorrido circular de 14,64 kilómetros.

San Vicente

En lo que respeta a la península meca, el ente provincial alude al itinerario circular que puede realizarse por San Vicente do Mar, con una distancia total de 10,41 kilómetros y especialmente indicado para "descubrir hermosas vistas al Parque Nacional das Illas Atlánticas de Galicia".

De este modo es posible conocer la localidad "al tiempo que se disfruta del deporte al aire libre y la naturaleza", resaltan en el gobierno de Carmela Silva cuando incluye a O Grove en su programa de "Rutas autoguiadas", con 13 itinerarios supervisados por toda la provincia que "pueden seguirse fácilmente a través de aplicaciones móviles o GPS".

Este trabajo incluye una serie de fichas a las que es posible acceder en la web del ente provincial y ofrecen información sobre la distancia, grado de dificultad, altitudes a superar e incluso protocolos a seguir en caso de accidente.

Pero volviendo a lo que ofrece O Grove, el Concello alude a rutas como la de "Os Lagarteiros", con algo más de dos kilómetros a través de senderos escarpados del monte de Siradella y la posibilidad, con un poco de suerte, de encontrarse algún "lagarteiro", el ave rapaz conocida en castellano como cernícalo que da nombre a este itinerario.

Eso sin olvidar las vistas que ofrece sobre el istmo de A Lanzada y "las espectaculares rocas graníticas que abundan en toda la península de O Grove".

Otra ruta, quizás la más destacada y a la que hace alusión la Diputación, es la PRG 116 Con Negro, situada en el extremo occidental del municipio y que, "partiendo de la playa de Barreiro, sigue en dirección sur para bordear la costa hasta las proximidades de la urbanización turística de San Vicente do Mar".

Desde allí hay que seguir avanzando, en dirección norte, para adentrarse en el interior de la parroquia de San Vicente hasta alcanzar la playa de partida, no sin antes toparse elementos patrimoniales tan importantes como el "lavadero de Laxe", aprovechado antiguamente por el estancamiento de agua pluvial entre las rocas, el lugar pintoresco de Portoxunco y la zona de adiestramiento militar de A Batería".

Tanto o más importante, y complementándose con esta, se presenta la PRG 115 Adro Vello, una ruta que supone un viaje al pasado y a la Galicia rural para descubrir playas de aguas cristalinas y arena fina y blanca, además de antiguas fábricas de salazón y el yacimiento arqueológico que da nombre al trazado, en la playa de O Carreiro.

Es, insiste el Concello, "un itinerario de un gran valor medioambiental en la mayor parte de su recorrido, a través de una zona protegida por la Red Natura 2000".

Al igual que se trata de "una ruta llena de historia, en la que encontraremos antiguas salazoneras, fuente de riqueza y trabajo del pueblo durante siglos, y los restos arqueológicos de Adro Vello, situados a tan solo tres metros sobre el nivel del mar.

Las excavaciones en este lugar mostraron en capas superpuestas, una villa romana en la que se encontraron vestigios de salazón del pescado, una necrópolis, la planta de una iglesia visigótica y elementos de una fortificación de la Baja Edad Media que servían de protección ante posibles agresores que llegasen por mar".

La iglesia

La iglesiaTambién aparece allí "la primitiva iglesia, que debido a los frecuentes saqueos de piratas y a los golpes de mar fue trasladada en el siglo XVIII a un lugar más seguro, que es el que ocupa actualmente el templo de San Vicente".

En la península meca hay otros muchos recorridos aconsejables, entre ellos el que sale desde Punta Moreiras, a la altura del acuario O Grove y el Museo de la Pesca y la Salazón, para avanzar por la Aldea Marinera y la costa hasta la laguna de A Bodeira, un espacio natural protegido al lado de la playa Mexilloeira habitado por aves como la focha común. Este recorrido regresa a su punto de partida por las calles interiores del núcleo rural de Reboredo.

Compartir el artículo

stats