Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rías Baixas dicta las normas para proteger a los participantes en la inminente vendimia

El protocolo es de aplicación a los 24 veedores que auditarán la recolección y al personal técnico del Consello y las bodegas - Las medidas fueron coordinadas con la Xunta

La uva ya está a punto para su recolección. // FdV

El Consello Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas anuncia la puesta en marcha de un protocolo de prevención frente al coronavirus que será de aplicación en la inminente campaña de la vendimia.

Se trata de normas de aplicación a los 24 veedores que auditarán la recolección y al personal técnico del propio Consello Regulador que se encargará de supervisar el proceso en las distintas bodegas adscritas y entre los viticultores.

Sanidade y Medio Rural

El secretario de este órgano, Ramón Huidobro, apunta que son medidas "adoptadas en coordinación con las Consellerías de Sanidade y de Medio Rural para garantizar las actuaciones higiénico-sanitarias y de prevención en el desarrollo de las distintas auditorías".

De este modo, junto a los tests serológicos que se realizan ya a los veedores y/o auditores, el Consello Regulador "pondrá a disposición de los mismos mascarillas quirúrgicas, gel hidroalcohólico y guantes".

Asimismo, "en cumplimiento de la petición formulada por la Agencia Galega de Calidade Alimentaria y el Sergas, hemos trasladado a las bodegas y asociaciones del sector la información sobre los protocolos de prevención y control de la infección en empresas que emplean a temporeros, remitida por la Xunta con el objetivo de maximizar la seguridad en las explotaciones agrícolas", detalla Huidobro.

Desde el órgano de gestión de Rías Baixas matizan que "entre las medidas a adoptar figura la realización por el Sergas, como paso previo al inicio de esta campaña, de los test serológicos de detección de anticuerpos anti-SARS-Cov-2 para todas las personas involucradas en la vendimia, tratando así de conjugar la continuidad de la actividad agrícola con la salud y protección de los trabajadores de campo, de las empresas que los contratan y de la población en general".

De igual modo, el protocolo del Consello establece una serie de pautas, entre ellas que "cada veedor deberá realizar todos los días un breve reconocimiento de su salud personal que registrará en el documento 'Verificación síntomas compatibles con Covid-19' y reportará al Consello antes de comenzar la jornada laboral".

Así las cosas, "en caso de notar algún síntoma, como tos seca, fiebre, dificultades respiratorias o malestar, pérdida de gusto u olfato, deberán informar inmediatamente y ponerse en contacto con las autoridades sanitarias".

Junto a las normas generales en cuanto a uso obligatorio de mascarilla, higiene de manos y distancia mínima de seguridad, también se establecen medidas específicas relativas a las auditorías a realizar en las bodegas y viñedos.

En este caso, tanto veedores como el personal de las bodegas "informarán de sus respectivos protocolos de actuación con el fin de que ambas partes respeten las directrices que en ellos se reflejan, y las reuniones entre ellas siempre se concertarán previamente de mutuo acuerdo, facilitando la flexibilidad horaria y con una presencia mínima de interlocutores".

Paralelamente, "cuando se lleven a cabo las comprobaciones, el auditor las realizará con la máxima precaución y acompañado por una única persona de la bodega o explotación, facilitando siempre el traslado de datos vía telemática".

Los veedores también deberán redactar a solas sus informes y actas, "leyéndolas y explicando su contenido antes de su firma por el responsable de bodega, con el objetivo de minimizar el tiempo de las reuniones".

Compartir el artículo

stats