Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

A Illa dobla la apuesta por el reciclaje con seis composteros comunitarios más

El Concello está estudiando posibles ubicaciones que garanticen la cobertura a toda la malla urbana - El municipio se acoge a la propuesta "Revitaliza" de la Diputación

Compostero comunitario de la zona de O Naval.

Compostero comunitario de la zona de O Naval. // Iñaki Abella

A Illa fue pionera en la introducción del compostaje como una fórmula de reducir los residuos sólidos urbanos, un camino que, años después tomarían muchas otras administraciones para reducir el coste de la recogida de la basura. Sin embargo, cuando en 1999 se puso en marcha el Plan Life pronto se vio que un importante número de viviendas no podrían acogerse a él, al tratarse de pisos sin espacio para situar los composteros.

Fue recientemente cuando, a través de la Diputación, se encontró la solución a este problema, con la creación de los denominados composteros comunitarios.

A Illa cuenta con uno de estos recipientes situado en la zona de O Naval, pero la intención es que, en los próximos meses, el número se incremente, instalando seis más para cubrir toda la malla urbana del municipio. La edil de Medio Ambiente, Gabriele von Hundelshausen, reconocía ayer que los mestres composteiros y los técnicos municipales están trabajando en posibles ubicaciones en diferentes barrios. "La intención es que se ubiquen en zonas donde presten un importante servicio comunitario, al permitir a las familias deshacerse de los residuos biodegradables, y al mismo tiempo, continuar reduciendo las toneladas de basura que se envían a Sogama, lo que redunda en el coste del servicio", explica.

Al igual que en la instalación del compostero comunitario de O Naval, A Illa contará con el respaldo del plan Revitaliza de la Diputación provincial, que se encargará de financiar la adquisición de los composteros. Precisamente la experiencia de O Naval ha sido muy positiva. Ese compostero comunitario está siendo utilizado por más de 70 viviendas que se adhirieron al proyecto, siendo controlado por un mestre composteiro para que la elaboración del abono sea la correcta. Al igual que en la experiencia individual del Plan Life, se está utilizando "toxo" como elemento estructurante con el que se evitan los malos olores y facilita que se biodegraden los deshechos orgánicos. Desde que se puso en funcionamiento, von Hundelshausen recuerda que "ha ofrecido un compost de mucha calidad, utilizado como abono en los parques y jardines".

La instalación de estos composteros "será en los próximos meses y esperamos que, poco a poco, se vayan sumando las viviendas más próximas a ellos por el paso que supone para reducir las toneladas de basura que se generan en el municipio".

Los primeros composteros individuales que se instalaron en A Illa llegaron a través de un Plan Life financiado por la Unión Europea. La rápida implantación del mismo llevó a esta administración a reconocer el trabajo desarrollado en el municipio. Tras este reconocimiento, el plan se descuidó varios años, pero acabó retomándose para convertirse en ejemplo para otros municipios. En estos momentos, en A Illa hay repartidos unos 400 composteros, todos ellos en funcionamiento activo y controlados por el Concello que, desde hace casi una década, aplica descuentos en el recibo de la basura a todos aquellos vecinos que cuentan con este elemento.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats