Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Fegamp insta a Educación a financiar los gastos extra de desinfección y limpieza

Estas tareas extraordinarias en los colegios de Infantil y Primaria supondrán a Vilagarcía 225.220 euros más - Varela advierte que no todos los concellos pueden asumirlo

10

Una vuelta al cole "inviable"

El alcalde de Vilagarcía y presidente de la Federación Galega de Municipios y Provincias, Fegamp, Alberto Varela, intenta negociar con la Consellería de Educación para que se haga cargo de los gastos extraordinarios de desinfección y limpieza destinados a cumplir el protocolo del próximo curso escolar.

Solo en el municipio vilagarciano este gasto extraordinario en los colegios públicos de Infantil y Primaria suponen 225.220 euros durante los diez meses del ciclo lectivo, a razón de 22.522 euros al mes; según el presupuesto presentado por la empresa concesionaria de la limpieza contratada por la Administración municipal.

Según el protocolo que presentó la Consellería de Educación el 22 de julio, además de las desinfecciones que se deben hacer en los centros, los cuartos de baño deberán limpiarse tres veces al día.

"Los Concellos estamos demostrando en esta crisis sanitaria que somos responsables y colaboradores. Haremos todo lo que podamos, pero hay muchos municipios que no podrán afrontar este gasto extraordinario por su alto coste. Estamos intentando que la Xunta de Galicia se haga cargo en su totalidad o que, por lo menos, lo cofinancie porque son de su competencia", puso de manifiesto Alberto Varela Paz.

Por su parte, el concejal de Educación de Vilagarcía, Argimiro Serén, puso de manifiesto en la mesa informativa sobre Educación celebrada en el Auditorio Municipal, las distintas formas de trabajar entre distintas Consellerías de la Xunta de Galicia, ya que en las Escuelas Infantiles, tanto de "Galiña Azul", la Consellería de Benestar, ya que los refuerzos de limpieza en estos centros no dependerán de los concellos.

El concejal de Educación, que es también profesor en un colegio de Primaria del municipio, comenzó su intervención expresando que comparte la preocupación de sus compañeros de profesión ante el inicio de un nuevo curso muy complicado.

Recordó que se está trabajando con un protocolo presentado por la Consellería de Educación en el mes de julio que no será el definitivo, ya que se ha anunciado que la nueva versión se presentará el día 7 de septiembre, tres días antes de la fecha establecida para el inicio de las clases en Infantil y Primaria.

Serén afirmó que el Concello pondrá todos los recuros para que la vuenta a las aulas sea lo más segura posible.

Un protocolo casi imposible

Pero las preocupaciones de los padres de alumnos y de los profesores están más centradas en la organización de las aulas, de la entrada a los colegios y de cómo se hará para respetar las distancias recomendadas entre los alumnos.

Los escolares que utilizan el servicio de autobús viajarán como lo hacían en el curso anterior, solo que con mascarilla obligatoria. Por lo tanto, no habrá más distancia ente ellos durante el viaje.

El transporte los dejará en la puerta de la escuela pero, como se establece un sistema de entrada gradual al recinto para que se pueda respetar la distancia de 1,5 metros entre alumnos, tendrán que esperar su turno afuera aunque haga frío o llueva.

El equipo directivo de cada centro escolar está obligado a redactar su propio protocolo en base al documento elaborado por la Consellería de Educación.

Las críticas de los profesores se centran en los problemas de distancia entre los alumnos dentro de las aulas, ya que la ratio es de hasta 25 niños y para que quepan, las mesas individuales, como marca el protocolo tendrán que estar a un metro de distancia medida desde el centro de una silla hasta la otra. Para mantener estas distancias menores de lo aconsejado, los niños tendrán que estar mirando hacia el frente, no levantarse ni moverse durante las horas de clase.

Los alumnos tampoco podrán compartir ningún tipo de material y el que toquen que corresponda al aula, tendrá que ser desinfectado de inmediato.

En cuanto a las actividades de conciliación, organizadas habitualmente por las Anpas, algunas no podrán realizarse. Las directivas de la asociación de padres de alumnos deben presentar un protocolo de actuación para las actividades extraescolares y este tendrá que ser aprobado por la comisión de seguimiento del covid de cada centro escolar.

Las Anpas demandan ayudas para poder elaborar estos protocolos porque tampoco soy expertas en la materia. Además, caerá sobre ellas toda la responsabilidad de las actividades extraescolares que organicen.

Compartir el artículo

stats