El gobierno local hace un llamamiento a los jóvenes para que respeten la normativa en vigor y eviten la propagación del coronavirus. Lo hace diciendo que "el hecho de que los locales de ocio nocturno cierren a la una de la madrugada no quiere decir que después puedan irse de botellón, hacer lo que les venga en gana o reunirse en grupos numerosos; como tampoco pueden, lógicamente, cometer destrozos en el mobiliario urbano". De este modo, el alcalde meco reitera que "los botellones no están autorizados", al tiempo que asegura haber pedido a la Policía Local y la Guardia Civil "que refuercen la vigilancia para evitar estas prácticas prohibidas contra las que vamos a actuar de manera contundente".