Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Capítulo Serenísimo aplaza sus actos al no poder ceñirse al aforo de 25 personas

La Cofradía del Albariño intentará celebrar la investidura de Cabaleiros antes de final de año si la situación mejora - El Túnel del Vino arranca hoy en Peña con 147 marcas

Asistente a una edición anterior del Túnel del Vino.

Asistente a una edición anterior del Túnel del Vino. // Noé Parga

El Capítulo Serenísimo do Albariño anunció a última hora de la tarde de ayer la suspensión de sus dos actividades programadas para este fin de semana con motivo del Albariño de 2020.

La asociación enogastronómica explica que ha decidido cancelar tanto el hermanamiento con otra cofradía de Portugal del sábado, como la investidura de los Cabaleiros del domingo para ceñirse a las recientes recomendaciones de la Xunta de Galicia, que ha pedido que en las celebraciones privadas no haya más de 25 personas.

Eso sí, el Capítulo Serenísimo destaca que la suspensión es temporal, y que si la situación sanitaria mejora intentarán organizar la investidura antes de que termine el año.

Los planes del Capítulo Serenísimo fueron duramente criticados por el Ayuntamiento de Cambados, que acusó a la cofradía de actuar de forma irresponsable. De hecho, el concejal de Sanidade, Constantino Cordal incluso deslizó la posibilidad de que la celebración del acto de los Cabaleiros pudiese tener consecuencias legales, pues se preveía la asistencia de más de 120 personas, llegadas de varios puntos de Galicia y de Portugal.

La polémica corría riesgo de agigantarse puesto que entre los invitados a la investidura de los Cabaleiros estaban el presidente de la Xunta en funciones, Alberto Núñez Feijóo -Gran Mestre del Capítulo-, y el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña.

En un comunicado remitido sobre las 20.00 horas, el Capítulo Serenísimo explicó que lo que pretendía era rendir un homenaje de agradecimiento a quienes trabajaron en primera línea durante la pandemia, y que además iban a respetarse las normas de higiene sanitaria y de distancia social establecidas por la Xunta. Además, recuerdan que la finalidad última del Capítulo es promocionar el sector del albariño mediante un acto que siempre tuvo una gran repercusión social.

Túnel del Vino

El Consello Regulador da Denominación de Orixe Rías Baixas abre hoy su Túnel del Vino y celebra la primera jornada de catas en el concurso para escoger el mejor albariño de la añada de 2019.

Son los dos actos principales de la presente edición de la Festa do Albariño (la número 68), que en realidad nada tendrá que ver con las anteriores debido a la pandemia de coronavirus. Así, se han suspendido todas las actividades lúdicas y los conciertos, y oficialmente el evento no llevará este año el nombre de "fiesta".

Lo que pretende el Concello retirando la alusión a la fiesta de la denominación del evento (que será Albariño a secas) y con la anulación de todo el programa no profesional es evitar que se puedan formar estos días aglomeraciones de gente en Cambados, con el consiguiente riesgo de contagio. Sin embargo, Rías Baixas sí ha querido celebrar sus dos grandes acciones profesionales, para ayudar a la promoción de las bodegas y del sector en general en un momento económico delicado.

El Túnel del Vino se celebra en el salón José Peña, y dura hasta el sábado. Habrá un acto de inauguración, que será hoy a las 12.15 horas. Acudirán el presidente del Consejo, Juan Gil, y el vicepresidente de la Xunta en funciones, Alfonso Rueda.

Se trata de la décima edición del Túnel del Vino, y los asistentes podrán conocer hasta 178 marcas pertenecientes a 63 bodegas de la denominación de origen. Del total, 100 referencias son de la añada de 2019, pero habrá incluso Rías Baixas de 2009. La mayoría de los caldos son blancos, pero los profesionales podrán conocer igualmente tintos y espumosos. El año pasado, habían participado 146 marcas pertenecientes a 50 bodegas.

El precio de la entrada es de 15 ? euros por sesión y es necesario preinscribirse en la web de Rías Baixas. Además, se adoptarán otras medidas de seguridad sanitaria. Así, el aforo estará limitado a 65 asistentes y se establecerán cuatro sesiones. Los días 30 y 31 de julio los horarios de apertura serán: por la mañana, de 11.00 a 12.45 horas y de 13.15 a 15.00 horas, y por la tarde, de 18.00 a 19.30 horas y de 20.00 a 21.30 horas. La jornada del 1 de agosto contará solo con sesiones matutinas, de 11.00 a 12.45 horas y de 13.15 a 15.00 horas.

Habrá media hora de margen entre sesión y sesión para desinfectar el salón. Además, un servicio de seguridad se encargará de que se cumplan todas las medidas sanitarias vigentes (control de temperatura, distancia de seguridad?). Del mismo modo, un servicio de camareros se encargará de servir los vinos, para evitar la manipulación de las botellas por parte del público.

Además, cada participante tendrá una copa y una escupidera individual, y la información sobre las marcas y las bodegas deberá consultarse a través de códigos QR. Finalmente, habrá varios dispensadores de hidrogel.

Compartir el artículo

stats