Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El aluvión de llamadas colapsa los teléfonos del ambulatorio de Vilagarcía

Los administrativos no dan abasto - La atención presencial se va recuperando, con citas espaciadas pero muy demandadas - Sineiro recuerda que "aún estamos en pandemia"

Personal del centro de salud, en mayo saliendo a realizar un sintrom a un paciente en un coche.

Personal del centro de salud, en mayo saliendo a realizar un sintrom a un paciente en un coche. // N. Parga

Si estos días usted no es capaz de ponerse en contacto telefónico con el centro de salud de Vilagarcía, no es el único. Y es que los trabajadores del área administrativa (personal de nueva contratación) no dan abasto para atender todas las llamadas que recibe el ambulatorio, por lo que el servicio está saturado.

En este sentido, la coordinadora del centro, Elvira Sineiro, recuerda a los pacientes que pueden solicitar cita a través de otros medios, como por ejemplo en la página web del Sergas (www.sergas.es), en la aplicación para móvil del Servizo Galego de Saúde, llamando a la centralita (902 077 333) o bien acudiendo al mostrador de citas de las instalaciones de San Roque.

Sineiro destaca que todo el equipo del ambulatorio vilagarciano "está trabajando mucho" y que las citas presenciales se están dando de forma espaciada para evitar aglomeraciones en las salas de espera. No obstante, la demanda de una atención médica presencial está siendo elevada por parte de los pacientes, cuando "todavía estamos en pandemia Covid", recuerda la responsable del centro de salud.

Y es que se sigue recomendando que las citas se soliciten para recibir atención telefónica por parte de facultativo siempre que sea posible, y así evitar acudir físicamente al ambulatorio. "Necesitamos colaboración ciudadana", señala la coordinadora.

A nivel de urgencias, el Hospital do Salnés ha recuperado el volumen de actividad previo a la era Covid, con una media de un centenar de pacientes diarios, si bien en momentos puntuales antes de estallar la pandemia se tienen alcanzado picos de 160 asistencias en un solo día. La tercera planta de hospitalización permanecerá abierta todo el verano.

La situación más preocupante se vive en los Puntos de Atención Continuada (PAC), es decir, en las urgencias de los centros de salud, donde falta personal según las fuentes consultadas.

Con respecto a la atención ordinaria en primaria, las vacaciones de los médicos no se cubren, por lo que el cupo del facultativo que está ausente lo asume otro compañero. Lo mismo ocurre con Pediatría.

Esto en municipios como Vilagarcía, pero en otros pueblos más pequeños donde solo hay un profesional, la situación se agrava, como ocurre en Catoira, que está sin pediatra todo el verano, por lo que sus vecinos están en pie de guerra para recuperar el servicio.

También los consultorios de Paradela (Meis) y Vilaxoán (Vilagarcía) continúan cerrados desde el inicio del estado de alarma.

Compartir el artículo

stats