El fiscal solicitará la libre absolución de cinco arousanos que han sido acusados de un presunto delito de estafa al entender que no se puede demostrar que se hayan lucrado con un negocio.

En la denuncia particular se expone que los cinco acusados actuaron de común acuerdo "con el propósito de obtener un beneficio patrimonial al adquirir la sociedad A.Vilagarcía, SLU, con la intención de no proceder al abono de las deudas de la sociedad".

Tampoco puede acreditar, añade el fiscal, que las cantidades percibidas con motivo de la explotación de la empresa "fueran a parar al patrimonio de alguno de los acusados pues pudieron destinarse a dicho negocio".