Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Club Pádel Grove se siente discriminado por el Concello

Las clases en las canchas de Monte da Vila arrancan el mes que viene

La directiva del Club Pádel Grove sostiene que está siendo discriminado por el Concello, ya que "para realizar los entrenamientos tenemos que pagar por el uso de las instalaciones municipales, lo cual no ocurre con el resto de los clubes deportivos de este municipio".

Esto sucede a pesar de que "somos un club federado que compite en la Liga Gallega y en las Series Nacionales de Pádel", recalcan en la entidad. Por eso entienden que deberían estar entrenando, "ya que la competición de la Federación Gallega de Pádel se reanuda el 5 de septiembre". No es el único motivo de queja del Club de Pádel O Grove Team, que dice representar al 80% de los usuarios de las instalaciones y que sus miembros van desde los 14 años hasta más de 60, situándose la media en torno a los 45. También alerta "del cambio de condiciones de las instalaciones desde su apertura, cuando había tres monitores y la posibilidad de recibir clases en cualquier horario y día". Sin embargo, en la actualidad "solo hay un monitor y las posibilidades de recibir clases son escasas".

En relación con esta actividad, en las canchas habilitadas en el pabellón de Monte da Vila, el concejal de Deportes, Santiago Meis, aclara que "dentro del proceso de recuperación de la normalidad, y priorizando siempre las medidas higiénicas y de seguridad, en agosto volverán a estar disponibles las clases de pádel".

Se impartirán a las 9.00, 10.00, 11.00 y 12.00 horas, los martes y jueves, así como los lunes, miércoles y viernes a las cinco de la tarde.

Compartir el artículo

stats