Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las esperas para entrar a los juicios generan "colas" en las aceras en Cambados

Los abogados apuestan por activar un sistema de avisos a través del móvil, para que profesionales y ciudadanos acudan al edificio judicial solo cuando van a poder entrar

Ciudadanos a la puerta de los Juzgados de Cambados, en una imagen de archivo. // Noé Parga

La pandemia de coronavirus ha obligado a la administración de Justicia a adoptar una serie de medidas para evitar el riesgo de contagio. Una de ellas es que los profesionales y ciudadanos que van a asistir a un juicio deben esperar fuera del edificio judicial mientras no termina la vista anterior. Según la delegada en el partido judicial de Cambados del Colegio de Abogados de Pontevedra, Dolores Salgueiro, esta situación es preocupante, porque "llegan a producirse atascos en las aceras" de la fachada del edificio judicial.

Para la representante en Cambados del Colegio de Abogados, la situación se resolvería si los funcionarios avisasen a los letrados de cuándo van a empezar sus juicios. De ese modo, cuando hubiese retrasos, los profesionales podrían avisar a sus clientes de que esperasen en otro lugar en vez de acudir antes de tiempo a los Juzgados.

"Ahora hace buen tiempo, pero a partir de otoño no podemos tener a la gente esperando en las aceras", plantea Dolores Salgueiro. Además, la abogada avisa de que si se junta demasiada gente en la fachada del edificio también se pueden generar situaciones de riesgo sanitario.

La abogada no cuestiona que se impida el paso de ciudadanos y profesionales hasta el comienzo de la vista, pero entiende que hoy existen medios tecnológicos suficientes para avisar a los afectados a través del teléfono móvil de cuando va a ser su juicio o declaración, y evitar así las esperas al raso.

Con cita previa

Abogados y procuradores de Cambados se concentraron hace un mes delante del Juzgado para protestar contra los impedimentos que estaban sufriendo en el desempeño de sus funciones. Ahora, no pueden entrar libremente en los Juzgados y cada vez que quieran consultar un expediente, deben pedir cita previa. "La situación mejoró poco desde esa concentración. Si hubo alguna mejora fue prácticamente imperceptible", plantea la delegada del Colegio de Abogados de Pontevedra en el partido judicial arousano.

Esta situación desespera a los abogados, pero afecta todavía más a los procuradores, puesto que por la naturaleza de su trabajo acuden con más frecuencia a los juzgados. Sin embargo, FARO intentó ayer contactar sin éxito tanto con representantes del Colegio de Procuradores de la provincia como con sus delegados en la comarca arousana, pues no hicieron declaraciones.

Más lentitud

Dolores Salgueiro considera que la actividad judicial marcha, "a un ritmo muy lento", y está convencida de que establecer como periodo hábil desde la segunda semana de agosto, "no será suficiente para desatascar la Justicia". Por ello, cree que los problemas no se resolverán a menos que la administración destine más medios a los juzgados, tanto personales como materiales.

"En estos momentos hay bastante atasco. Los asuntos siguen entrando y se van tramitando, pero el ritmo es lento", opina Salgueiro, al tiempo que recuerda que tampoco se señalan tantas vistas como antes de la pandemia, presumiblemente también porque entre cada una hay que dejar un tiempo para la limpieza de la sala, lo que imposibilita celebrar tantos juicios como antes. Para la abogada de Meaño, además del refuerzo de personal y medios, la clave para que la Justicia recupere el compás perdido durante el confinamiento y la "nueva normalidad" pasa por adaptarse más decididamente a las nuevas tecnologías. "En Vigo y Pontevedra ya se están haciendo algunos procedimientos por vía telemática, pero en Cambados todavía no. Y es algo que tenemos que potenciar, porque así ahorraremos tiempo, dinero y riesgos para la salud".

Compartir el artículo

stats