María Bouzas Senín, la vecina de más edad de Valga, con 104 años recién cumplidos, no faltó a la cita con las urnas en el colegio electoral y acudió este mediodía a votar en la mesa de Igrexa (Setecoros). Ya en la anterior convocatoria de las elecciones generales del pasado mes de noviembre quiso depositar su papeleta en las urnas e incluso desobedeció las recomendaciones de su familia de que se quedara en casa y optó por alquilar un taxi que la llevó al colegio electoral para luego disfrutar la comida con sus allegados.

También Hipólito Cerqueiras Pardal, que el pasado domingo cumplió 100 años, votó en la escuela de Vilarello (Cordeiro). Ya en el día do su centenario se mostraba ilusionado por poder ejercer su derecho y hoy cumplió con su deseo. El presidente de la mesa acercó la urna al vehículo en el que se trasladó al colegio para facilitarle el voto.