Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La calle principal de O Piñeiriño se convertirá en una plaza con mosaicos y plantas exóticas

La humanización de la parte central de Camilo José Cela combina vegetación variada y hormigón - El Concello quiere "devolverle la esencia al barrio" E Solo se permitirá el acceso de vehículos a garajes y carga y descarga

Una infografía de cómo quedaría la calle Camilo José Cela con el proyecto de humanización firmado por Mariano Vázquez. // Cedida

La controvertida peatonalización de Camilo José Cela, la calle principal de O Piñeiriño, ya cuenta con proyecto firmado por Mariano Vázquez, el mismo arquitecto que diseñó la Plaza de Galicia. El Concello dio ayer a conocer los principales detalles de la reforma, la cual convertirá la arteria central del populoso barrio vilagarciano en una plaza que combinará mosaicos con formas geométricas de hormigón y zonas verdes en las que predominarán plantas exóticas y aromáticas.

El modelo de ciudad del gobierno de Varela busca ganar espacios públicos para las personas en detrimento de los coches. De ahí la peatonalización de la Plaza de Galicia, Independencia, Vázquez Leis (Vilaxoán), Cervantes (Carril) o el reciente cierre al tráfico de Arzobispo Lago y Conde Vallellano. "Convertir el centro de O Piñeiriño en una gran zona verde para el esparcimiento y disfrute de los peatones es la idea que el Concello de Vilagarcía propone para la humanización de la parte central de Camilo José Cela", explican desde Ravella.

Consideran desde el Ayuntamiento que el diseño de Vázquez "devuelve la calle a la escala humana y la llena de vegetación exótica a distintos niveles, además de vestirla de una atractiva y original pavimentación a base de mosaicos". El propósito es que el que ya es el centro geográfico del barrio coloquialmente conocido como As Pistas "se transforme también en el corazón y en los pulmones que inyectarían vida y dinamizarían O Piñeiriño en toda su extensión". Así, la zona peatonalizada se convertiría "en una plaza central o lugar de encuentro atractivo y acondicionado para devolver la vida a las calles.

Las premisas

El ejecutivo socialista fijó una especie de líneas rojas a las que debía ajustarse el proyecto de Mariano Vázquez. "Dejando de la mano del autor las características estéticas y constructivas, el diseño tenía que adaptar el espacio a la escala humana y desterrar el coche con el objetivo de devolverle la esencia al barrio. Fomentando las zonas de estar y de circulación peatonal, este nuevo espacio favorecerá las relaciones sociales de los vecinos", defienden desde el gobierno vilagarciano.

Otra de las premisas pasaba por "adaptarse a los escenarios de modificación del tráfico rodado en el resto del barrio y permitir el acceso puntual de vehículos a la zona objeto de esta actuación (para tareas de carga y descarga, garajes, vehículos de emergencia, ...)".

La última condición establecida por el equipo socialista era la de "contemporaneizar la imagen de la calle", la cual permanece anclada en la época de los años 70 y 80, cuando las calles se pensaban para dar servicio a los coches, con aceras muy estrechas y sin zonas verdes. Por tanto los socialistas querían para O Piñeiriño espacios ajardinados y naturales, así como iluminación eficiente que realzase la nueva estética de la zona.

Bajo estos tres criterios, el arquitecto Mariano Vázquez propone humanizar el tramo central de Camilo José Cela con pavimento de hormigón de distintos grosores, que varían en función de si se trata de una zona exclusiva para viandantes o si por el contrario debe soportar el paso de vehículos. El hormigón tendrá texturas, colores y formas diferenciadas que permitirán combinarse para crear los mosaicos citados anteriormente de formas geométricas.

Grosellas y arándanos

Con respecto a la vegetación, se configurará a tres niveles: bajo mediante plantas, a nivel medio con arbustos y en un plano más elevado con árboles. Las zonas verdes se confinarían en parterres y jardineras para minimizar las labores de mantenimiento. Se contempla sistema de riego.

El proyecto prevé plantar especies muy coloridas para jugar con el sentido de la vista, aromáticas para el olfato y también se contemplan plantas que dan fruto.

Por ejemplo, en el nivel más bajo de vegetación, es decir, casi a ras de suelo, se compondrá de plantas como cola de caballo, citronella, lavanda, gardenia, arándano y grosellas rojas, crasuláceas y suculetas de distintas variedades.

El nivel medio contará con arbustos tipo bambú, areca, aves del paraíso, palmito y pimientos de Tasmania, mientras que el nivel superior se completaría con árboles de cierto porte como arces japoneses, Delonix Regia, Strelitzianicolai y un tipo de palmera denominada Yucca Elephantipes.

Compartir el artículo

stats