El público recibió en pie a Mariano Rajoy. El expresidente del Gobierno recordó las "decisiones difíciles" que tuvo que tomar en La Moncloa, pero argumenta que no quedaba más remedio que hacerlo habida cuenta de "como dejaron el país" los socialistas en 2011. Apuntó también que gracias a esos esfuerzos, "España volvió al crecimiento económico en 2014".

Los conservadores no plantearon propuesta concreta alguna para Galicia en el acto público, pero sí incidieron mucho en la idea de que el PP sabe gestionar mejor las crisis que la izquierda. Sobre esto, Rajoy afirmó que Galicia se convirtió, "en una de las autonomías más dinámicas de España", gracias a que en los momentos más duros de la recesión, "tuvo un gobierno sereno".

Las referencias a la crisis venidera fueron constantes, y Alfonso Rueda avanzó que, "cuando terminen los ERTE en septiembre nos daremos cuenta de la dureza de la situación". Por ello, manifestó también que "no es momento de experimentar". "Gobernar no puede ser un máster para nadie, y menos ahora, cuando hay que tomar decisiones importantes para devolver a Galicia la estabilidad de hace solo unos meses".

Rueda afirma que el PP tiene experiencia en la gestión de crisis, y que a pesar de la crudeza de la de 2008, "convertimos a Galicia en una comunidad solvente". También hizo hincapié en la importancia de la unidad política. "Cuando estás es un gobierno unido te centras en la gestión. No tienes que preocuparte de ponerte de acuerdo con otros partidos que tienen visiones diferentes".