Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fexdega se estrena en la ABAU como la sede más multitudinaria de toda Galicia

Hoy acuden a la presentación 602 alumnos de O Salnés, que entrarán por seis puertas distintas - "Es muy cómodo hacer los exámenes sin desplazarte", valoran los alumnos

Pocos estudiantes eligen la biblioteca en la era Covid para preparar sus exámenes. // Iñaki Abella

Vilagarcía acoge hoy por primera vez las pruebas de Selectividad, de forma que sus alumnos no tendrán que desplazarse a Santiago o a Pontevedra como ocurría hasta ahora. Se trata de una medida excepcional con motivo de la pandemia del Covid-19 en la que han trabajado tanto el gobierno de Varela como el IES Castro Alobre, que cede sus instalaciones para la custodia de los exámenes y también los pupitres que utilizarán los estudiantes en el pabellón de Fexdega, los cuales fueron desinfectados ayer por la tarde para recibir a la mayor cantidad de alumnos de todas las sedes de la ABAU que este año hay en Galicia. Son 45 comisiones delegadas y la denominada "IES Castro Alobre", es decir, la arousana, cuenta con 602 jóvenes matriculados para Selectividad que proceden de nueve centros de la comarca: Castro Alobre, Bouza Brey, Cotarelo Valledor, Miguel Ángel González Estévez (los cuatro de Vilagarcía), A Basella (Vilanova), Francisco Asorey, Ramón Cabanillas (ambos en Cambados), Monte da Vila (O Grove) y el Igafa (A Illa).

Debido a la gran afluencia de estudiantes que hoy se espera en Fexdega, se han habilitado seis accesos distintos para reducir el contacto entre ellos. Así, por cada puerta entrarán cien alumnos. Todos deben usar mascarilla y está recomendado que lleven gel hidroalcohólico. A diferencia de otros años, la mochila, cartera o bolsa de deporte que lleven con sus pertenencias deberán tenerla en todo momento con ellos (sin juntarla con la de otros compañeros) y a la vista de los vocales durante los exámenes.

Se podrá llevar calculadora y diccionarios, pero no relojes inteligentes, ni siquiera en modo "normal". Habrá relojes a la vista de todos los alumnos para que puedan controlar el tiempo en cada prueba. No se podrá abandonar el pupitre hasta pasada media hora desde el inicio del examen. Se permite llevar pañuelos desechables y bebida (exclusivamente agua o refresco en botella transparente sin etiqueta).

La directora del Castro Alobre, Mariola Rodríguez, señala que ayer por la tarde estaba prevista la constitución de la comisión de la que forma parte un representante de cada instituto como acompañante de los estudiantes. Todo se pudo organizar según lo previsto y sin incidencias.

Este año no han sido muchos alumnos que han preparado la ABAU en la biblioteca de Vilagarcía debido a la atípica situación sanitaria que estamos viviendo. "Hay gente que no se enteró de que está abierta, ahora incluso también por las tardes, y otra piensa que hay que estar sentado estudiando con mascarilla, y no es así", comenta Iria Sonsoles Montaña, una joven de Carril que se presenta a los exámenes de Biología y Química para subir nota y poder entrar en Medicina. Con respecto a la realización de las pruebas en su ciudad, considera que "es muy cómodo y práctico, no te tienes que dar el tute de ir a Pontevedra, comer allá, ... Es más cansado".

Compartir el artículo

stats