Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los catoirenses claman por "un servicio de pediatría digno"

La concentración de protesta celebrada ayer, a las puertas del centro de salud vikingo.

La concentración de protesta celebrada ayer, a las puertas del centro de salud vikingo. // Iñaki Abella

Los vecinos de Catoira volvieron a protestar concentrándose a las puertas del centro de salud. Como en otras ocasiones, reclamaron mejoras asistenciales, esta vez incidiendo en la necesidad de disponer de "un servicio de pediatría digno", también durante el verano.

Un centenar de ciudadanos, entre ellos algunos niños, hicieron sonar los tradicionales cuernos vikingos, portaron pancartas y sostuvieron muñecos en sus brazos, como si de bebés se tratara, para escenificar su enfado y reclamar soluciones.

Quieren tener la opción de disponer de pediatra en el centro médico permanentemente durante la temporada estival para, de este modo, no verse obligados a desplazarse en caso necesario a Vilagarcía de Arousa.

Parece que el Sergas no les garantiza esta opción y los deja sin pediatra, al menos durante la actual temporada estival, de ahí que los catoirenses quisieran mostrar su enfado y dar un toque de atención a la Xunta de Galicia para que tome cartas en el asunto.

Desde el gobierno local recuerdan que el servicio de pediatría fue conseguido por el actual alcalde, Alberto García, en 1998, cuando en el centro de salud solo prestaban sus servicios dos médicos y una enfermera.

Lo que se hizo entonces fue ampliar de manera notable las disponibilidades de personal sanitario en estas instalaciones, "y lo que se está haciendo ahora es un paso atrás para la sanidad pública y los catoirenses", lamentan los asistentes a la concentración.

Compartir el artículo

stats