Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La remisión de la toxina paralizante reduce a seis los polígonos cerrados en Galicia

El episodio tóxico primaveral iniciado en Galicia hace un par de meses parece completamente superado. Tanto es así que, a media tarde de ayer, ya solo quedaban cerrados en toda la comunidad media docena de polígonos bateeiros, como son el de Baiona, tres de Bueu y dos de Cangas.

En la recta final de dicho episodio se experimentó cierto empeoramiento, cuando hicieron acto de presencia la toxina paralizante (PSP) y la amnésica (ASP), sumando sus efectos a los que en semanas previas había causado la diarreica (DSP).

Pero ya están en regresión, como lo demuestra la desaparición de la PSP en los polígonos de Portonovo, en la ría de Pontevedra, reabiertos ayer para la extracción.

Compartir el artículo

stats