Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detectan un sobrecoste de 560.000 euros en el Auditorio "para permitir el botellón"

Se destina a reforzar una cubierta en previsión de que se convierta en punto de encuentro para las fiestas juveniles - Esquerda Unida destapa que el Gobierno grovense ya lo aprobó

Otero denuncia que se invierte en la cubierta del futuro Auditorio para facilitar el botellón. // Muñiz

El proyecto del Auditorio Municipal-Escuela de Música que se construye en Monte da Vila (O Grove) ha sufrido una nueva modificación que conlleva un sobrecoste de casi 600.000 euros, lo cual supone que el desembolso total en este macroedificio ronda los cinco millones.

Lo más llamativo es que esa inversión extra puede entenderse como un modo de facilitar la realización de botellones en el nuevo inmueble, según denuncia Esquerda Unida (EU), la formación más crítica con la planificación económica que rodea esta obra desde el principio.

Este grupo municipal se encarga ahora de hacer público dicho pago extraordinario, después de revisar el acta de la Junta Local de Gobierno celebrada el pasado día 10. Fue entonces cuando el gobierno socialista de José Cacabelos aprobó la modificación del proyecto "con un incremento del 14% sobre el presupuesto adjudicado".

De este modo se destinan 561.633 euros "al reforzamiento de una cubierta del Auditorio ante la posibilidad de que se realicen botellones sobre la misma", deducen en el grupo opositor que encabeza José Antonio Otero González.

Llega a esta conclusión tras examinar el documento de solicitud de ese incremento presupuestario realizado por la dirección de obra, en el cual "se indica que detectaron reuniones no controladas de jóvenes en la zona y que consideran que esta actividad puede continuar en el futuro".

Es, cabe explicar, una cubierta a la que se impide el acceso mediante un cierre. Pero tal y como está diseñado "la dirección de obra entiende que no va a impedir que los jóvenes lo salten" e invadan la terraza del futuro Auditorio para hacer los botellones u otras fiestas.

Frente a esto, la propuesta hecha por la dirección de obra y financiada por el Concello, que no agrada en absoluto a EU, es "permitir este tipo de actividades haciendo una cubierta transitable". Es una opción, "incomprensible", pues "en lugar de evitar o disuadir ese tipo de actividades lo que se hace es facilitar el paso y asegurar los botellones en la zona", advierten Otero y su equipo.

Una vez expresado su enfado por esta opción, los esquerdistas apuntan que otra de las modificaciones propuestas se debe a que con los trabajos de excavación se detectaron problemas de estabilidad y un riesgo de desprendimiento de rocas durante los mismos. En este caso EU espeta que "viendo la singularidad del terreno y conociendo la profundidad de la excavación, esa posibilidad de desprendimientos ya era previsible".

Compartir el artículo

stats