La protesta de abogados y procuradores se organizó al margen de las organizaciones representativas de ambos colectivos. Así, la concentración nació del descontento mostrado día a día desde el comienzo de la desescalada por numerosos profesionales, que ven como se les entorpece el desempeño de su trabajo.

El acto se convocó para todos los partidos judiciales, pero mientras en Cambados acudieron representantes de las dos carreras, en el de Vilagarcía la afluencia fue tan pírrica que ya no llegó a celebrarse la concentración. Acudieron únicamente cuatro profesionales a la convocatoria, y en vista del escaso éxito del llamamiento, ya no llegaron a concentrarse.