Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El descenso de la circulación facilita las obras de asfaltado en la Autovía do Salnés

Las apisonadoras renuevan el firme entre Meis y Curro, en los carriles en dirección a Pontevedra - La empresa esperó al buen tiempo para reanudar los trabajos pendientes

Vallas de desvío del tráfico en la autovía de O Salnés mientras se ejecutan las obras de asfaltado del tramo Curro-Meis.

Vallas de desvío del tráfico en la autovía de O Salnés mientras se ejecutan las obras de asfaltado del tramo Curro-Meis. // Iñaki Abella

Las apisonadoras regresaron a la Autovía do Salnés para concluir los trabajos de asfaltado que han quedado pendientes el pasado año en el proyecto global para rejuvenecer el eje vertebral de la red viaria de la comarca. Actúan en el tramo comprendido entre Meis y Curro, en el carril en dirección a Pontevedra desde Sanxenxo, desde antes de la estación de servicio existente en el primero de los términos municipales.

La actuación complementa los trabajos que el pasado año se han realizado en pleno verano, con una inversión de casi cinco millones de euros, un compromiso de la concesionaria de la vía al cumplir la mitad de los años de adjudicación.

En esta ocasión se constata que han acertado con las fechas de actuación pues el tráfico fue fluido durante toda la jornada, unas expectativas que también se esperan para hoy, fecha en la que se espera que concluyan las obras.

La Xunta explicó que se eligió este momento para el asfaltado debido a las buenas condiciones meteorológicas previstas, pero también por el menor tráfico que se registra en esta segunda fase de la desescalada por el Covid.

Si bien es cierto que las playas han tenido una "alta" concurrencia de bañistas por las altas temperaturas, que superaron los 32 y 33 grados centígrados a primeras horas de la tarde, también lo es que el tráfico entre provincias todavía está restringido por lo que el número de vehículos se ciñe al ámbito de Pontevedra.

La pandemia por coronavirus baja asimismo las expectativas respecto al tráfico durante el próximo verano en esta autovía que durante años registró retenciones debido al volumen de turistas procedentes de numerosas provincias y regiones próximas a la costa saliniense. Ourensanos y portugueses, sobre todo, son verdaderos entusiastas del litoral arousano y sus playas durante el verano; especialmente los fines de semana.

De ahí que en el acuerdo de concesión de la autovía do Salnés se haya incluido una cláusula por la cual la empresa se comprometía a renovar toda la capa asfáltica en la mitad del período de concesión.

Las obras más complejas se efectuaron el pasado año, sobre todo en julio, cuando se procedió al fresado y repavimentado de la práctica totalidad de la autovía y también de los accesos de entrada y salida a la misma.

Ahora queda por ejecutar este carril de unos cinco kilómetros en una tarea que debería concluir a última hora de esta tarde, según las previsiones adelantadas por la Xunta de Galicia.

La Administración autonómica recuerda que el pintado de la señalización horizontal se llevará a cabo dentro de unos días, cuando la capa de rodadura esté consolidada.

Asimismo, en fechas por determinar, también se acometerán trabajos de ajuste de las juntas de dilatación en los distintos viaductos que la autovía tiene en sus 17 kilómetros, entre Curro y Sanxenxo. Estos trabajos serán convenientemente señalizados por los operarios que los ejecuten.

Compartir el artículo

stats