Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Axenda 2030, en el mes de noviembre

El confinamiento decretado por el coronavirus ha supuesto un frenazo casi en seco en la redacción de la Axenda 2030. La intención del grupo de gobierno era que ese documento estuviese preparado en este mes de mayo. Sin embargo, cuando se decretó el estado de alarma todavía quedaban pendientes varias reuniones sectoriales para perfilar el camino energético que debe afrontar A Illa de Arousa para su futuro.

Esta situación no solo le afectó a A Illa, sino que también provocó retrasos en la mayor parte de los proyectos que estaban elaborando las otras 25 islas europeas incluidas en el proyecto UE Islands que impulsa la Unión Europea. Es por ello que la UE ha ampliado los plazos, y ahora, el Concello de A Illa trabaja con la vista puesta en los meses de octubre y noviembre para finalizar la redacción del proyecto y proceder a su presentación.

Von Hundelshausen reconocía ayer que esta ampliación del plazo "para nosotros ha sido muy importante, porque todavía nos quedaban pendientes algunas ideas que debíamos perfilar".

El estudio energético del municipio, un dato que debe figurar en la Axenda 2030, se encuentra "muy avanzado y trataremos de acabarlo durante el verano".

En él tendrán cabida cuestiones que estuvieron encima de la mesa durante las reuniones sectoriales, como la utilización de barcos con motor eléctrico o el análisis de diferentes alternativas energéticas que han sido utilizadas en puntos similares a A Illa con muy buenos resultados, explica la edil de Medio Ambiente.

Compartir el artículo

stats