El Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia (COAG) y el Concello de Vilagarcía firmaron ayer un convenio de colaboración para convocar un concurso de ideas para el diseño de las piscinas de agua salada en la playa de A Concha-Compostela que fueron anunciadas por Alberto Varela en campaña electoral. Se podrán presentar arquitectos de toda España y también de otros países, y el ganador recibirá 7.000 euros, además de convertirse en adjudicatario del contrato de la redacción del proyecto constructivo. Para incrementar la participación, también se establece un segundo premio dotado con 3.500 euros y dos accésits de 2.000 euros cada uno.

Según el acuerdo alcanzado entre las partes, el Colegio de Arquitectos redactará las bases del concurso y lo publicitará por toda España -a través de los distintos colegios oficiales de arquitectos-, así como también a nivel internacional. Prestará soporte técnico y será miembro del jurado que elegirá el mejor diseño para hacer realidad uno de los proyectos estrella del actual mandato de Varela.

Con este concurso de ideas, el Ayuntamiento "pretende fomentar la creatividad y disponer del mayor número de propuestas posibles a efectos de poder elegir la más innovadora y la que mejor se adapte a los objetivos marcados desde la administración municipal. El carácter competitivo de la convocatoria también se supone que elevará la calidad de los diseños que concurran"

El delegado del COAG en Pontevedra, Anselmo Villanueva, precisó que al concurso podrá presentarse cualquier arquitecto de España y también del extranjero, así como otros profesionales competentes según lo recogido en la Ley 38/1999 de ordenación de la edificación, por lo que el abanico de posibilidades será muy amplio.

Aunque los criterios se concretarán definitivamente en las bases, desde Ravella han avanzado que "se valorará la mejor propuesta lúdica que conjugue zonas de sombra, iluminación, protección para personas, control y descanso". Asimismo, se evaluará la mejor integración y accesos de los diseños con el paseo marítimo, el carril bici y la zona más próxima de la playa. Las condiciones de accesibilidad y los criterios higiénico sanitarios también se tendrán en cuenta, así como los ajustes presupuestarios según lo máximos indicados en las bases.

Los participantes en el concurso podrán realizar una propuesta específica e individual para la reforma de los aseos públicos existentes en la playa de A Concha "que guarde la estética con el diseño del conjunto de las futuras piscinas y de su entorno, con la idea de que esta actuación se ejecute y se financie de forma separada a la del proyecto objeto del concurso de ideas", explican fuentes municipales.

La construcción de las piscinas junto al pinar de A Concha se incluye en la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible EDUSI "Vilagarcía Avanza" que Ravella financia con fondos europeos.

Desde el Concello señalan que el objetivo inicial ya era convertir las piscinas en un recurso de atracción turística, y ahora con la crisis que atravesará el sector a consecuencia de la pandemia del Covid-19, este proyecto adquiere todavía mayor relevancia.

Así lo puso de manifiesto el delegado del COAG en Pontevedra, quien consideró que esta es una iniciativa ideal para atraer a Vilagarcía el turismo que predominará tras la crisis del coronavirus, preferentemente familiar e interior.

Por su parte, la concejala de Urbanismo y gestión del proyecto incluido en el FEDER, Paola María, agradeció al Colegio de Arquitectos su colaboración en la convocatoria, ya que permitirá multiplicar la difusión del concurso y contar con una evaluación técnica muy cualificada y exigente para garantizar que el proyecto elegido sea el mejor y el de mayor calidad.