Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cofradía de Carril cuestiona la capacidad de los dirigentes de Rañeiros da Ría y la Consellería do Mar

Presenta como un "favor" que se autorizara la explotación de almeja japónica en Os Lombos en mayo

Fotografía tomada en los muestreos realizados ayer en Os Lombos do Ulla para demostrar que hay cría de bivalvos en peligro. // FdV

La cofradía de pescadores de Carril insiste en rechazar la extracción de almeja japónica en Os Lombos do Ulla durante el presente mes en base al plan de explotación autorizado por la Consellería do Mar a la asociación de Rañeiros da Ría de Arousa.

Pero no solo eso. El pósito que preside José Luis Villanueva cuestiona la capacidad de los dirigentes de esa asociación de marisqueo a flote supramunicipal, por lo que se abre una nueva vía de agua en las relaciones entre cabildos arousanos.

Hay que recordar que Mar autorizó a Rañeiros da Ría la ampliación a mayores del plan de libre marisqueo por circunstancias excepcionales relacionada con la pandemia por coronavirus. A la cofradía de Carril no le gustó la idea, alegando que se perjudicarían los bancos de almeja y berberecho.

Pero la administración le replicó diciendo que no hay problema alguno y que este plan excepcional se limita a la almeja japónica y a unos días determinados de mayo, justificándolo también porque no se habían agotado antes del estado de alarma los días de marisqueo previstos en la zona.

Frente a estas reflexiones, el pósito carrilexo vuelve a la carga para decir que "con independencia de la escasa capacidad que vienen demostrando los dirigentes de Rañeiros da Ría, consideramos que la Consellería do Mar debería conocer la trayectoria de innumerables incumplimientos y descontrol desde el inicio de dicho plan de libre marisqueo".

Además, a dicha Consellería "no le corresponde gestionar la estrategia frente al Covid-19, ya que eso es competencia de otras autoridades, y tampoco debe hacer favores a quien incumple el plan de libre marisqueo gestionándolo con previsibles daños y graves consecuencias para el futuro de los mariscadores que faenan en Os Lombos".

Así, tras pronosticar que en la próxima campaña el principal banco marisquero de la ría puede estar "totalmente asolado", la cofradía de Carril acusa a Rañeiros da Ría de practicar una "política de tierra quemada" y alerta de que no conoce estudio biológico alguno que avale la decisión de dejar trabajar en Os Lombos en mayo.

Básicamente, los carrilexos creen que entre Rañeiros da Ría y la Consellería do Mar "pretenden castigar a esta cofradía por otros asuntos que no vienen al caso" dictando una resolución que no se sostiene.

"Pero no nos la cuelan", advierte el patrón mayor, José Luis Villanueva Vicente, antes de manifestar que en Carril "no somos tontos de baba, sino que somos profesionales del mar que conocemos muy bien nuestro oficio, somos herederos de la experiencia de muchas generaciones y tenemos bien desarrollado el sentido de la dignidad".

Compartir el artículo

stats