Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denuncian amenazas a bateeiros durante las tareas de recolección de mejilla

Exigen a la Consellería do Mar que tome medidas y le piden que "no mire para otro lado" | Temen que acaben registrándose enfrentamientos

Amenazas, insultos y hasta destrozos en vehículos se repiten para los bateeiros de la ría de Arousa en diferentes puntos de la costa gallega cuando se encuentran recolectando mejilla en las piedras. Las últimas situaciones semejantes se registraron el pasado lunes en dos puntos, Cabo Home y en las inmediaciones de la Torre de Hércules, donde los bateeiros tuvieron que dejar de trabajar al temer por su integridad física.

En este enfrentamiento subyace la lucha entre bateeiros y cofradías con percebeiros por gestionar esas zonas para comercializar la mejilla, una lucha de la que los primeros responsabilizan directamente a la Consellería do Mar por no tomar cartas en el asunto, llegando a permitir que esos pósitos faenen a la mejilla en embarcaciones de la tercera lista. "A nosotros nos ampara la ley, pero la Consellería no pone ningún tipo de medidas para frenar estos enfrentamientos y no se nos deja trabajar", explicaban ayer desde el sector.

Se da la circunstancia de que este año está siendo sumamente complicado para conseguir una mejilla que es fundamental para el sector, lo que obliga a los bateeiros a recorrer cientos de kilómetros por toda la costa para conseguir un elemento fundamental para su futuro. No es el primero, aseguran, que tras estar trabajando en la recolección de mejilla regresa a su vehículo "y se lo encuentra con las ruedas pinchadas o con los cristales rotos, algo que no estamos dispuestos a soportar más".

Una de las cuestiones que se argumenta desde los pósitos con los que se enfrentan de manera habitual por esta cuestión es que los trabajos de recolección de mejilla afectan a la producción de percebe, algo que el sector bateeiro niega rotundamente, ya que "no se encuentran en el mismo sitio ambas especies, lo que tratan es de hacerse ellos con la mejilla para venderla después". Los enfrentamientos y amenazas también han sido provocados por furtivos que ven en la mejilla la posibilidad de sacar una buena cantidad económica, algo que ocurrió el pasado lunes a los pies de la Torre de Hércules, donde varios bateeiros de la ría de Arousa tuvieron que poner pies en polvorosa ante el cariz que estaba tomando la situación.

También arremeten contra Mar por haberles reducido las zonas de extracción en los últimos años, prohibiendo trabajar en puntos como las zonas este de Noro o Vionta, donde "nunca se ha encontrado percebe"

"Nosotros tenemos muy claro que no vamos a renunciar a seguir trabajando, este sector no puede permitirse el lujo de ceder este recurso a las cofradías porque nuestro futuro no puede estar supeditado a que personas ajenas a nuestra labor decidan cuándo y cómo se debe recolectar la mejilla", explicaban ayer fuentes del sector. Los bateeiros llegaron a barajar la posibilidad de movilizarse contra el decreto de Mar que permite a las cofradías acotar estas zonas, una movilización que frustró el coronavirus. Lo que no ha frustrado ha sido la interposición de un contencioso contra esa normativa.

Desde el sector mexilloeiro temen que la presión a la que están siendo sometidos acabe explotando y se registren enfrentamientos graves entre bateeiros y percebeiros, de ahí que insten a la administración a "hacer cumplir la ley y se nos deje trabajar sin complicaciones".

Compartir el artículo

stats