Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vilagarcianos reinventan la Festa dos Maios y los suben a internet junto con sus coplas

Los vecinos de la Plaza del Quinto Centenario se resisten a dejar la tradición y crean uno, bajo la lluvia, en el centro de la explanada

Decoración en los balcones a juego con el Maio. // Iñaki Abella

Decoración en los balcones a juego con el Maio. // Iñaki Abella

Ni el coronavirus ha podido con la celebración de los tradicionales Maios en Vilagarcía de Arousa. Los vecinos han desafiado a la lluvia y la pandemia y decoraron ventanas, balcones y hasta plazas con los típicos productos que todos los años por estas fechas dan vida a las creaciones de bienvenida de la primavera. También participaron masivamente en la propuesta del Concello enviando dibujos e imágenes de composiciones, así como las típicas coplas que el departamento de Cultura emitió durante toda la jornada a través de las redes sociales.

Los incansables vecinos de la Plaza del Quinto Centenario han vuelto a hacer gala de su unidad y gran sentido del humor, poniéndole la mejor cara a la Festa dos Maios con balcones engalanados al estilo más tradicional de esta celebración. Y para invocar a la primavera decidieron cubrir el monumento que preside la plaza, reconvirtiéndolo por un día en un "maio tradicional".

Ni la lluvia ha conseguido frenar este proyecto conjunto, por lo que a primera hora de la mañana una comitiva se puso manos a la obra en medio de la explanada. Eso sí, todos acudieron con sus respectivas mascarillas e intentaron guardar las distancias.

300 roscas para participantes

Por otra parte, unos 300 trabajos participaron en la convocatoria cursada por el departamento municipal de Cultura para celebrar los Maios de forma conjunta a través de las redes sociales. La recompensa por hacerlo es una rosca a cada concursante, que el Concello comenzará a repartir desde el próximo lunes.

La concejala de Cultura, Sonia Outón, califica la respuesta de la vilagarcianos a esta convocatoria como un "éxito brutal".

La mayor parte de los concursantes corresponden a la categoría primera, para menores de 14 años, en la que se sumaron 274 trabajos. Maios tradicionales, artísticos, cruces y cajas fueron elaboradas por los niños no solo en dibujos y collages, sino también desarrollando en casa sus propias creaciones artísticas con los materiales naturales que marca la tradición y luego fotografiándose con ellos para enviar las imágenes al Concello.

También participaron unas 30 personas en la segunda categoría, de presentación de coplas, para mayores de 14 años. La crítica satírica de estas letrillas ha tenido al Covid-19 como principal protagonista, así como los padecimientos del confinamiento y los actores políticos, sociales, económicos y sanitarios en esta crisis.

Las coplas fueron interpretadas y retransmitidas, algunas a través de vídeos de los concursantes y otras cantadas por Dani Barreiro y recitadas por María Bermúdez, de Cantareiras Bulideiras.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats