Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Horsal envasa para los supermercados los primeros pimientos tipo Padrón de O Salnés

Los agricultores inician una campaña marcada por la incertidumbre debido al cierre de la hostelería y la crisis económica -Confían en una mejoría de la situación en San Juan

José Emilio Almeida, ayer, en uno de los invernaderos donde tiene pimiento tipo Padrón. // Noé Parga

José Emilio Almeida, ayer, en uno de los invernaderos donde tiene pimiento tipo Padrón. // Noé Parga

La cooperativa Horsal empezará este sábado a envasar para los supermercados los primeros lotes de pimiento tipo Padrón. Así, el consumidor podrá saborear el producto a partir del lunes o el martes de la semana próxima.

El pimiento tipo Padrón cultivado en O Salnés regresa a las mesas puntual. Aunque el invierno tan lluvioso de este año propició que la planta creciese más lentamente que en otras ocasiones, el buen tiempo predominante desde mediados de marzo hizo que los periodos se equilibrasen finalmente con respecto a lo que es habitual.

Pero será un comienzo de campaña agridulce. El pimiento tipo Padrón es uno de los productos de la huerta más esperados de O Salnés, y un ingrediente imprescindible en las mesas de primavera y verano. Pero este año no sobran los motivos de celebración debido a la pandemia de Covid-19.

Con la hostelería cerrada y una sensación de gran incertidumbre cerniéndose sobre el turismo, algunos agricultores temen que la demanda del pimiento tipo Padrón decaiga, y con ella los precios. "Ojalá me equivoque, pero creo que sí que nos afectará", plantea el agricultor cambadés José Emilio Almeida Fresco. "Sin turistas, con la hostelería cerrada y con tanta gente que está en el paro, yo creo que las ventas de pimiento de Padrón sí que se resentirán algo".

Por el momento, la producción de los cooperativistas de Horsal todavía es testimonial. Los primeros lotes saldrán este fin de semana hacia las empresas de alimentación, con lo que estarán a disposición de los clientes en poco más de cinco días. Allí, el pimiento tipo Padrón cultivado en O Salnés tendrá que competir con el procedente tanto de Herbón -que posee el sello de denominación de origen- como de otras comarcas gallegas y de España, a menudo más barato.

La competencia, si cabe, será mayor que los últimos años, puesto que la mayor parte del producto terminará en las estanterías de los supermercados. La tímida reapertura de la restauración, a partir del lunes, podría aliviar ligeramente esa lucha por el mercado.

Pero la situación es de tal incertidumbre que el gerente de Horsal, Fernando Veiga, no se atreve a formular predicciones. "Se ha visto como durante el confinamiento aumentaron las ventas de determinados productos que no son de primera necesidad, como los aperitivos o la cerveza. Parece que hay un número de consumidores que están dispuestos a darse algún capricho en casa puesto que no están gastando fuera, así que pensamos que el pimiento tipo Padrón puede tener salida comercial". Aún así, el propio Veiga admite que, "hasta que pase un mes o algo más no sabremos con cierta claridad como se comporta el mercado".

La previsión de la cooperativa agrícola de Cambados es que el grueso de la campaña empiece hacia mediados de mayo. Las perspectivas son buenas en lo que atañe a la producción, dado el estado general de la planta. Tampoco se aprecian los daños causados el pasado año por un virus que atacó con fuerza algunas plantaciones.

El presidente de Horsal, Alberto Amil, es moderadamente optimista. Aunque está preocupado por el cierre de la hostelería, confía en que la situación mejore en el próximo mes y medio. "Sería importante que llegásemos bien a San Juan, porque es uno de los momentos más importantes de la campaña".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats