Los controles que se llevan a cabo por tierra, mar y aire para velar por el cumplimiento de las medidas preventivas impuestas por el Gobierno de España, tras decretar el estado de alarma, no solo sirven para evitar que los ciudadanos realicen desplazamientos innecesarios que pueden propagar la expansión del coronavirus Covid-19. También son aprovechados por las fuerzas del orden para, por ejemplo, frenar el tráfico y/o menudeo de drogas.

Un ejemplo está en el municipio arousano de Rianxo, donde la colaboración entre la Policía Local, Guardia Civil y Ejército, al abrigo de la llamada “Operación Balmis”, con la que se vela por el cumplimiento de las medidas impuestas por el Estado, propició el decomiso de 30 gramos de marihuana y un arma blanca.

El supuesto poseedor de tales artículos fue denunciado por vía administrativa, así como el titular de una embarcación que carecía de folio identificativo, amarrada en el lugar de O Pazo.

Coronavirus en Galicia: última hora

Sigue las noticias sobre la incidencia de la pandemia del Covid-19 en la comunidad

Eso sin olvidar las cinco pruebas con resultado positivo por consumo de drogas realizadas a otros tantos conductores que circulaban por las carreteras rianxeiras, tramitándose también por ello las correspondientes denuncias administrativas.

Paralelamente, los controles estáticos y móviles impulsados por la Policía Local de Rianxo, bajo dirección de Raúl Frieiro, permitieron verificar un total de 1.416 vehículos en diferentes carreteras del Concello.

Esto propició la identificación de 336 personas, tratando así de averiguar si los motivos de su presencia en vías o espacios públicos estaba justificada, lo cual dio pie a la tramitación de 73 denunciadas.

Inspección de negocios hosteleros

En el marco del mismo operativo de vigilancia y control, las fuerzas del orden decidieron inspeccionar ocho establecimientos hosteleros, a raíz de los cual fueron denunciados dos de ellos “por incumplir las restricciones impuestas”.

En la misma línea, la Policía Local de Rianxo prestó auxilio, junto con el personal del departamento municipal de Servizos Sociais, a cinco personas “en estado de vulnerabilidad”, además de atenderse en lo que va del estado de alarma un total de 996 requerimientos de información o asistencia por parte de los ciudadanos rianxeiros.