Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Intecmar mantiene servicios esenciales para garantizar la seguridad alimentaria al ciudadano

El laboratorio reduce el número de estaciones oceanográficas de medición de fitoplancton

La conselleira, Rosa Quintana, en el Intecmar. // Iñaki Abella

La conselleira, Rosa Quintana, en el Intecmar. // Iñaki Abella

El Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino de Galicia (Intecmar), adaptó sus servicios a la situación de emergencia sanitaria provocada por el coronavirus Covid-19. Esto quiere decir que aplica una reestructuración interna mediante la que se garantiza la continuidad de la actividad extractiva, que por otra parte, está en franca regresión y va camino del cierre total.

Lo que hizo el centro que dirige Covadonga Salgado, pensando, sobre todo, en el cultivo y comercialización del mejillón de batea, fue fijar unos servicios mínimos que den validez a las pruebas analíticas que se realizan en estas instalaciones, tanto con los diferentes productos como con el agua en la que se cultivan para, en todo momento, garantizar al consumidor la plena seguridad alimentaria.

Sirva como ejemplo del recorte de prestaciones la reducción del número de estaciones oceanográficas empleadas en cada ría gallega para realizar los muestreos, dejándose operativas las más representativas o necesarias de cada una de ellas.

Desde tales estaciones de medición se ofrece, como siempre, la información relativa a recuentos de fitoplancton potencialmente tóxico, y además se hace con la periodicidad habitual, quedando pendientes de informar las demás estaciones hasta la desactivación de los protocolos sanitarios relacionados con el estado de alerta.

De este modo, insisten en el Intecmar, se mantienen activos los servicios o funciones esenciales para "garantizar la confianza alimentaria imprescindible para el abastecimiento de productos", y más concretamente para asegurar "el control de las poblaciones fitoplanctónicas tóxicas".

Desde la Consellería do Mar, que dirige Rosa Quintana, puntualizan que se trata de ajustar el funcionamiento del laboratorio asentado en Vilaxoán (Vilagarcía) a la declaración del estado de alarma decretada por el Gobierno de España, como también a las medidas preventivas en los lugares de trabajo del sector público autonómico aprobadas por la Xunta.

En definitiva, que el Intecmar sigue prestando unas funciones que considera "de carácter esencial" para promover ese aval alimentario "imprescindible para el abastecimiento de productos del mar a la población".

Pero también vital "para que la economía de nuestro sector primario se resienta lo menos posible y que los moluscos bivalvos, en particular, puedan llegar a los mercados con las mismas condiciones de siempre".

Al dar a conocer la puesta en marcha de tales "servicios esenciales", el laboratorio que dirige Covadonga Salgado apela a la comprensión de los trabajadores del mar.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats