La Policía Nacional de Vilagarcía procedió esta tarde a practicar la primera detención por saltarse la orden de confinamiento en el municipio. El detenido es un varón que fue sorprendido hasta en cuatro ocasiones fuera de su domicilio sin ningún motivo de los contemplados en el decreto del Gobierno, por lo que los agentes procedieron ayer a su detención.

Además, de las reiteradas ocasiones en las que fue sorprendido, también se enfrentó a los agentes.

Los miembros del Cuerpo de la Policía Nacional de Vilagarcía están patrullando a diario las calles del municipio y colaborando con el personal sanitario en una situación muy compleja. Instan a la población a cumplir con el confinamiento ante el riesgo de poder verse afectados por el coronavirus. En caso de sorprender a alguna persona que no tenga justificación para estar en la calle, van a sancionarlo, y en caso de resistirse, como el individuo de esta tarde, pasará por los calabozos.