Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los concellos intensifican la limpieza viaria en las entradas a los supermercados y farmacias

También frente al comedor de Cáritas - La plantilla de Cespa está al 100% en Vilagarcía y Cambados decreta servicios mínimos - La recogida de basura funciona a pleno rendimiento salvo la de voluminosos, que se anula

Desinfección junto a la Casa da Xuvntude, en Cambados. // FdV

Desinfección junto a la Casa da Xuvntude, en Cambados. // FdV

El personal de limpieza de calles de los concellos arousanos está haciendo estos días especial hincapié en desinfectar las zonas de acceso a los establecimientos que tienen permitido su funcionamiento en el actual estado de alarma decretado por la crisis sanitaria del coronavirus. Es decir, farmacias, supermercados, tiendas de alimentación, panaderías y plazas de abastos fundamentalmente, que es donde se concentran las mayores aglomeraciones.

En Vilagarcía la empresa concesionaria del servicio de limpieza viaria, Cespa, mantiene al 100% de su plantilla trabajando. Y lo hace en turnos fijos para que un grupo de empleados nunca coincida con el otro y así minimizar las posibilidades de contagio, o en el caso de producirse, que el grupo esté localizado. Fuentes municipales precisan que en las limpiezas especiales de las zonas de acceso con más gente, además de los establecimientos ya mencionados, se incluye el comedor social de Cáritas, donde cada mediodía se alimentan unas cuarenta personas sin recursos.

Sin embargo en Cambados la situación es diferente, pues el Concello ha decidido decretar servicios mínimos en la limpieza de calles, que en este caso desempeña personal municipal (el servicio no está externalizado con una empresa). El concejal Samuel Lago explica que la plantilla está trabajando en tres turnos en vez de uno y con entradas escalonadas cada quince minutos para reducir las posibilidades de contagio del Covid-19. Cada operario trabaja un día y descansa dos, y están limpiando las vías públicas del centro urbano tres trabajadores, cuando lo habitual son cuatro o cinco. En el rural actúan las máquinas barredoras.

"Ahora los esfuerzos están en desinfectar los accesos a los locales que están abiertos, como panaderías, farmacias o supermercados. Aunque hay negocios de hostelería abiertos para llevar comida a domicilio, hemos decidido suspender la recogida puerta a puerta de residuos orgánicos en la hostelería", señala el edil cambadés.

En O Grove, el alcalde José Antonio Cacabelos considera que al permanecer cerradas todas las zonas públicas como parques, zonas verdes, playas o pabellones, la suciedad que se genera es mínima. "No hay gente y por tanto la necesidad de desinfectar es menor", apunta el regidor meco. Lo que sí ha solicitado a la empresa de limpieza es que antes de reabrir todas las instalaciones municipales y zonas públicas una vez termine el estado de alarma, lleve a cabo una limpieza exhaustiva para que los ciudadanos puedan gozar de espacios en perfecto estado.

Con respecto a la recogida de basura, el servicio funciona al 100%, tanto en O Grove como en Cambados y en Vilagarcía, los municipios con más afluencia de gente de la comarca.

La única novedad al respecto es que Ravella ha decidido suspender la recogida de objetos voluminosos, precisamente para centrar los esfuerzos en la desinfección de zonas aglomeradas (la empresa de recogida de basura y limpieza de calles es la misma).

El gobierno de Alberto Varela hace un llamamiento a los vilagarcianos para que hagan un uso racional del servicio de recogida de basura: "La crisis sanitaria es un problema que implica a toda la ciudadanía y toda ella debe colaborar en su solución a través de actitudes personales y de solidaridad con los demás".

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats