Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los servicios de telecomunicaciones en O Salnés

La cobertura de móvil es deficiente en polos turísticos como O Terrón, As Sinas o San Vicente

Dueños de hoteles lamentan el mal servicio que se ofrece a los visitantes -Hay más de 25 lugares en la comarca en los que la recepción 4G aún no es óptima -La señal también es regular en el sur de Vilagarcía

Juan Lusquiños, ayer, busca cobertura en el exterior de su hotel rural de Fofán (Meis). // Iñaki Abella

O Terrón, As Sinas, A Lanzada o San Vicente do Grove son algunos de los principales polos turísticos de O Salnés. Pero en muchos puntos de estos barrios el servicio de móvil es deficiente, tal y como reflejan los mapas de cobertura de los diferentes operadores, y como confirman algunos hoteleros. "Nosotros pagamos más de 200 euros al mes para tener wifi en las 60 habitaciones del hotel, pero en verano quedamos colgados", afirma a título de ejemplo Manuel Alfonso Leiro, propietario del Leal-Las Sinas, uno de los principales hoteles de la costa de Vilanova.

En plena era de las telecomunicaciones, y mientras las multinacionales empiezan a desplegar la tecnología 5G en las ciudades, buena parte de O Salnés sigue utilizando el 4G. Eso en el mejor de los casos, ya que hay negocios hoteleros del interior de la comarca que aún tienen que conformarse con el 3G.

"La administración debería cubrir aquellas zonas en las que el servicio es deficiente porque a las compañías no les compensa la inversión económica por número de enganches", dice a su vez Jorge Cores, del Luz de Luna, ubicado en O Terrón, también en Vilanova.

La situación todavía es peor en el rural, donde tienen su negocio Mónica Novas y Juan Manuel Lusquiños, el hotel Made in Fofán. Allí aún no ha llegado el 4G, y han tenido que invertir unos 600 euros en la compra de equipos capaces de amplificar la señal. También han colocado una antena para mejorar la recepción de la señal de internet.

Mónica Novas desmonta el mito de que la señal de internet es menos importante para el turismo rural, con la excusa de que sus huéspedes anhelan en mayor medida la desconexión. "Hoy en día es un servicio indispensable, y los turistas comparan las puntuaciones de las wifi de los hoteles antes de elegir, sobre todo en los casos de estancias prolongadas. A la gente le gusta desconectar cuando ella quiere hacerlo, no cuando tú le obligas porque la señal es mala".

En Fofán, un lugar situado en un valle interior, entre Armenteira y Cobas, la cobertura es tan deficiente que Novas cuenta que, "llevo 18 años viviendo allí, y hasta el año pasado en la mitad de mi casa no teníamos cobertura". Eso sí, ella no es partidaria de que las administraciones asuman el coste económico de llevar la cobertura de internet a los lugares menos habitados. "Lo que tienen que hacer es meter presión a las compañías para que el servicio sea universal".

Cerca de Vilagarcía

No hay que irse muy lejos de los grandes núcleos urbanos para encontrar zonas de sombra en la telefonía móvil y la consecuente cobertura de descarga de datos.

Así, en la franja sur del Ayuntamiento de Vilagarcía se encuentran algunas de las zonas con peor cobertura 4G de toda la comarca de O Salnés, como son los núcleos urbanos de Vilaxoán y Sobradelo, los barrios de Vilaboa y A Rosaleda, y las poblaciones rurales de Faxilde, Renza, Galáns, Santa Mariña, A Lagoa, Roilois, Eiviño, Pedramogueira, y parte de Cornazo.

Las condiciones de la cobertura no afectan únicamente a la calidad de las llamadas telefónicas, sino también a la descarga de datos, que es especialmente importante cuando se trata de ver un vídeo en alta definición por streaming o de descargar un archivo relativamente pesado.

Otros lugares de la comarca donde el servicio es mejorable son San Miguel de Deiro (Vilanova), Castrelo (Cambados), la cara este de A Illa, una parte importante de Catoira, o varias aldeas de Meis, como Armenteira, la ya citada Fofán, Silván, Casillaflor, Serrán o Valboa, situadas todas en las laderas del monte Castrove, donde hay repetidores de telecomunicaciones.András, en Vilanova, Guillán y Castroagudín, en Vilagarcía, son otras zonas donde hay "sombra", al ubicarse muy cerca de bosques.

Para Manuel Alfonso Leiro, los consumidores tienen un papel muy importante para que las compañías vayan mejorando paulatinamente el servicio. "Cuando estemos disconformes tenemos que presentar reclamaciones. Cuantos más seamos quejándonos, más posibilidades habrá de que las compañías tomen nota y hagan algo".

Compartir el artículo

stats