Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las aves invernantes dejan la Reserva Ornitológica para regresar a Siberia

Tras pasar el otoño y el invierno en las Rías Baixas vuelven a sus zonas de cría habituales, tanto en el norte de Europa como en Canadá -El chorlito gris regresa a la tundra

Aves fotografiadas desde el "Chasula". // Xabier V. Pumariño / Birding.gal

En esta época del año regresan a casa las aves invernantes cuya presencia pudo disfrutarse desde octubre en la Reserva Ornitológica de O Grove, sobre la plataforma continental y en otros espacios destacados para la ornitología de las Rías Baixas.

Llega la época de cría, y esto hace que diferentes especies emprendan largos vuelos, a veces de decenas de miles de kilómetros, para afrontar el proceso de reproducción en los países del Norte de Europa, e incluso en Siberia o Canadá.

"Quedan pocas semanas para que acabe la temporada invernal, por lo que estamos antes las últimas oportunidades para observar muchas de las especies que nos visitan entre octubre y febrero", explican en Expediciones Turísticas Chasula.

Lo hacen tras una nueva singladura del aula flotante que es el pesquero rehabilitado "Chasula", con puerto base en O Grove. Una expedición en la que fueron avistadas numerosas aves, entre ellas una bandada de zampullines cuellinegros (148 ejemplares) con los que se encontraba un zampullín cuellirrojo.

Los expedicionarios, que volvieron a detectar al águila pescadora residente en las inmediaciones de Rianxo, también avistaron una veintena de serretas medianas y dos patos havelda, además de cormorán grande (758), cormorán moñudo (84) y diferentes tipos de gaviotas, resaltando que "los preciosos plumajes casi nupciales de muchas de las especies nos anuncian que la primavera está ya muy cerca".

Una primavera que, como se explicaba anteriormente, pasarán muy lejos de Arousa las especies invernantes, entre ellas el chorlito gris, con 150 ejemplares en la última expedición.

Este pájaro puede servir de ejemplo del movimiento migracional prenupcial, tal y como indican el Concello de O Grove y la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife) en el Proyecto de Inversión Ornitológica (PIO). Aclaran, por ejemplo, que el chorlito gris (Pluvialis squatarola) es una "limícola costera de mediano tamaño, pico corto, ojos grandes y cuerpo redondeado, que exhibe en invierno un plumaje grisáceo y mimético que se camufla con el entorno por el que se mueve, pero que en época nupcial se transforma en un hermoso plumaje que da la impresión de un abrigo negro azabache y plata con lentejuelas".

Este visitante habitual de las playas existentes en las Rías Baixas que le ofrecen extensos intermareales, ya que se alimenta de pequeños invertebrados, se reproduce "en la alta tundra ártica de Europa y Siberia, abandonándola cuando llega el otoño y esas tierras se vuelven inhóspitas" para regresar a espacios como la Reserva Ornitológica O Grove.

Ahora el chorlito gris, una limícola común y de las más abundantes de la Reserva Ornitológica, donde puede llegar a más de mil ejemplares en el mes de enero, vuelve a sus zonas de nidificación, como otras muchas aves.

Compartir el artículo

stats