Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La plantilla de Coinba se moviliza al bloquear la Seguridad Social las cuentas de la empresa

La última industria de Vilaxoán está en manos de una decena de socios que son familia y tienen "discrepancias entre ellos" - Según CIG, la deuda "es mínima, de 400.000 euros"

Trabajadoras de Coinba con la portavoz de CIG-Alimentación, Rosa Abuín. // Iñaki Abella

Trabajadoras de Coinba con la portavoz de CIG-Alimentación, Rosa Abuín. // Iñaki Abella

La última industria que quedaba en pie en Vilaxoán ha entrado en concurso de acreedores. Se trata de Coinba (Compañía industrializadora de Bacalao S.L.), una empresa que nació en los años 60 a orillas de la playa de O Preguntoiro y que actualmente cuenta con una plantilla fija de veinte trabajadores, la mayoría mujeres y con una media de antigüedad de veinte años. No obstante algunas llevan en esta fábrica más de 40, es decir, toda su vida laboral, y otras ya son la segunda o tercera generación de operarias de Coinba en sus familias. "Mi abuelo ya trabajaba aquí", recuerda una afectada.

La responsable de la Federación de Alimentación de CIG, Rosa Abuín, ofreció ayer, acompañada de un nutrido grupo de trabajadoras de la factoría vilaxoanesa, todos los detalles de un concurso "que no entendemos a qué se debe". Y es que según los datos que manejan, la empresa acumula una deuda que ronda los 400.000 euros y que únicamente se ha contraído con la banca y la Seguridad Social. "Es una deuda mínima", valora Abuín.

Hasta ahora Coinba ha estado al corriente de pago con sus empleados, pero es probable que la nómina de febrero no pueda abonarse cuando corresponde, ya que según reveló la sindicalista de CIG, la Seguridad Social "acaba de bloquear las cuentas de la empresa, poniendo en riesgo su viabilidad", una orden de embargo que "supone una irregularidad por parte de un organismo oficial", teniendo en cuenta que se notificó con posterioridad a la fecha del auto del concurso.

Rosa Abuín advirtió de que si el lunes a primera hora las cuentas de Coinba no se desbloquean, la plantilla iniciará un calendario de movilizaciones que comenzará ese día con un encierro en la sede de la Seguridad Social de Vilagarcía.

Esta empresa dedicada al bacalao está en manos de una docena de socios que son familiares y que "entre ellos tienen discrepancias evidentes", afirman desde CIG.

Con respecto a la economía de la compañía, las trabajadores admiten que hace un par de años se produjo un bajón de actividad (tal y como demuestran los datos económicos públicos, que evidencian un empeoramiento de 440 posiciones en el ránking de la provincia de 2017 a 2018), si bien en los últimos meses la situación ha remontado -asegura la plantilla-, una razón más para que los empleados no compartan la entrada en concurso y vayan a luchar con todas sus fuerzas para que Coinba siga funcionando en Vilaxoán.

La portavoz de Alimentación de CIG apunta que los socios "no quieren invertir" en la empresa, cuando no se necesitan más de "500.000 o 600.000 euros" para trabajos de mantenimiento.

Compartir el artículo

stats