DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El orgullo de A Illa viaja en carroza

Son muchos los vecinos que se afanan en participar en un desfile muy especial

Miembros de la Asociación Dorna en plena labor. // Noé Parga

Miembros de la Asociación Dorna en plena labor. // Noé Parga

La participación en el desfile de carrozas de A Illa es casi como el certificado del ADN isleño. Y es que no se trata de un evento cualquiera. Y es que no se trata de un acto al uso en fechas de carnaval, sino que cuenta con un factor diferencial que es el arraigo y el orgullo de participar. A todo ello hay que sumarle la especial anarquía que lo envuelve de una atmósfera que lo hace todavía más especial.

En la Asociación Cultural Dorna la participación en el desfile forma parte de su idiosincrasia. Salvador Allo ejerció de portavoz de sus compañeros para apuntar que "el desfile de carrozas es un desmadre total. El premio es pasarlo bien y participar. Somos sobre 18 personas y estamos haciendo una carroza con la temática de México".

El propio Concello de A Illa también se implica al máximo en ayudar a cualquier colectivo interesado en lucir su ingenio en forma de carroza. Para ello les aporta 100 euros y todo el cartón que necesiten para decorar sus estructuras. El concejal Luis Arosa destaca además que "este año serán 25 carrozas las que participan y además hay mucha gente que se disfraza y participa. Se trata de pasárselo bien y hasta se agradece que la gente se sume de manera espontánea".

En el garaje de la casa de los padres de Carlos Martínez también se llevan varias tardes trabajando entre bambalinas. La temática de esa edición es México a ella se han ceñido para plasmar su creación con la película Coco como inspiración. Concretamente la caracterización se basará en el Día de los Muertos, propio de la cultura del país azteca. Pese a ello, no habrá lugar más que para la alegría, la música y la caracterización más detallista.

"Sobre el remolque de una planeadora hacemos una base de madera con unas protecciones para que los niños vayan encima", apunta un Carlos Martínez que también tuvo palabras de elogio para los miembros de la Asociación Cultural del Carnaval. "Se mueven muchísimo, consiguen presupuesto, venden lotería y también consiguen cosas como la carpa de O Regueiro. Se mueven mucho y eso es de admirar".

En casa de Manuel Dios Dacosta, más conocido en el lugar como "Cartarola", el Carnaval es casi una religión. Padre de tres niños pequeños, para él y su esposa, el disfraz se convierte en un momento que compartir.

Tras elaborar artesanalmente unos disfraces de esquimales para la fiesta del pasado lunes, la optimización de recursos les ha llevado a crear un trineo con el que participar en el pase de carrozas. Cartarola tiene muy claro que "es una costumbre que debemos inculcar a los que vienen por detrás igual que hicieron nuestros padres con nosotros".

Como él mismo reconoce, "cuatro puntales de madera, cartón y pintar un poco y montarlo sobre un remolque. Eso sí, aunque no sea una carroza grande sí que hay que darle vistosidad y detalle. Nosotros hasta hicimos unos renos de cartón, pero sobre todo lo más importante es tener ganas de pasarlo bien y disfrutarlo mucho".

Mañana por la tarde todas esas ganas y el empeño puesto en hacer la mejor carroza posible son las que darán colorido y brillantez a un desfile de carrozas del que toda A Illa quiere seguir sintiéndose orgullosa.

Compartir el artículo

stats