DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ayuntamientos afectados por Amigos de Galicia asumirán las entregas de alimentos

Cambados dispone de un banco propio - Meis y Pontecesures no descartan buscar otras asociaciones para hacer el reparto - Valga está a la espera de contactar con la entidad

Imagen de archivo de la nave ahora cerrada de Amigos de Galicia, en Vilagarcía.  // Iñaki Abella

Imagen de archivo de la nave ahora cerrada de Amigos de Galicia, en Vilagarcía. // Iñaki Abella

Amigos de Galicia tiene convenio de colaboración con siete concellos de O Salnés y Ullán. Son Cambados, O Grove, Meis, Meaño, Ribadumia, Valga y Pontecesures. Así, la Fundación realizaba un reparto de alimentos mensual entre familias sin recursos, y lo hacía a través de los Servicios Sociales de los citados ayuntamientos. Pero desde que Sanidade prohibió la semana pasada la manipulación de alimentos en la nave de Vilagarcía y por tanto la entidad -objeto de una investigación por parte de la Fiscalía- paralizó sine die las entregas, los concellos se han quedado colgados para continuar atendiendo a los vecinos que peor lo están pasando. Con todo, los ayuntamientos consultados coinciden en que pase lo que pase no van a dejar de lado a estas familias y continuarán prestándoles ayuda alimenticia. "Estamos hablando de cubrir una necesidad básica, no podemos dejarlas en la calle", recalca el alcalde de Pontecesures, Juan Manuel Vidal Seage.

En el caso del municipio pontecesureño, son una docena de vecinos los que recibían comida de Amigos de Galicia. "Si en el mes de marzo no se revierte la situación actual, buscaremos otras entidades y asumiremos con recursos propios la atención", avanza el regidor popular, que no obstante confía en que la Fundación retome el programa de alimentación.

Tampoco Meis descarta la posibilidad de recurrir a otras asociaciones para que haga la labor que hasta ahora desempeñaba la entidad que dirige Jesús Busto. "Mientras no se solucione la situación el Concello va a asumir la entrega de alimentos mediante ayudas de emergencia el tiempo que haga falta", anuncia la alcaldesa, Marta Giráldez, que tiene concertada una reunión la próxima semana con representantes de la entidad para escuchar las explicaciones y opciones que ofrecen. "Lo único que recibimos fue un correo en el que nos informaban que dejaban de prestar el servicio, sin más", dice la regidora socialista.

En Valga también están a la espera de poder contactar con la Fundación con el propósito de encauzar la situación. El reparto de alimentos de febrero ya se hizo, por tanto las administraciones locales tienen cierto margen de maniobra.

La concejala de Servicios Sociales de este municipio del Ullán asegura que nunca detectó ningún problema con Amigos de Galicia. "Los productos que se repartían a las familias estaban dentro de las fechas de caducidad y los productos frescos siempre vinieron en perfecto estado", señalan fuentes municipales.

Con respecto a Cambados, la inoperatividad de Amigos de Galicia le afectará en menor medida porque este concello dispone de un banco de alimentos propio, por lo que recurrirán a él para dar comida a las personas que ayudaba la Fundación, comenta Constantino Cordal.

Este periódico también intentó ponerse en contacto con otros concellos afectados pero sin éxito.

En lo que se refiere a Vilagarcía, nunca tuvo convenio con Amigos de Galicia. Ravella le concede, como a otras ONGs, una subvención anual, pero no recurre a la Fundación para reparto de alimentos. Vilagarcía cuenta con una línea de ayudas propia (de emergencia). Mientras Servicios Sociales tramitan la documentación, elaboran informes, etc., lo que tiene el Concello es una protocolo de intervención inmediata a través de Cáritas y Cruz Roja, que son las entidades sociales que más dinero reciben de las arcas municipales.

Compartir el artículo

stats