Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambados entierra las listas de espera en la sanidad en su cierre del Carnaval

Los alumnos del taller de empleo recrean una sátira en una consulta médica

Salida de la comitiva rumbo al paseo de San Tomé. // Iñaki Abella

Salida de la comitiva rumbo al paseo de San Tomé. // Iñaki Abella

El Entroido se cerró anoche en Cambados con un multitudinario Enterro da Sardiña, en el que la localidad quemó literalmente el pez, pero también de forma simbólica las denostadas listas de espera en la sanidad pública.

La fiesta se inició a las seis de la tarde en la Praza do Concello, con una degustación de dulces típicos de Carnaval, como orejas o filloas, elaborados por la asociación de amas de casa Albariño. Los postres se acompañaban de vasos de chocolate caliente, mientras una charanga amenizaba la espera para el "entierro" en sí.

Pasadas las 19.00 horas, el "sacerdote" se encargó de leer la homilía, en la que avisaba a los cambadeses de que tengan cuidado de no enfermar, para no caer en el pozo interminable de las listas de espera. Tampoco faltaron las menciones al coronavirus de Wuhan.

El Ayuntamiento escogió este año como tema la situación de la sanidad y las listas de espera. Los alumnos del taller de empleo Emprende Xove montaron una consulta médica sobre una plataforma, y disfrazados de pacientes y médicos simularon su larga espera para ser atendidos por un facultativo.

Salió la comitiva camino del paseo marítimo de San Tomé, seguida de los "llorones" y plañideras vestidos de negro, y presidida por la figura de una sardina de unos tres metros de longitud, que fue confeccionada también por el personal de los talleres de empleo.

El Enterro concluyó como es tradicional en la playa de San Tomé, donde se procedió a la quema de la sardina, mientras el público observaba desde la plaza situada frente a la escalinata de San Tomé.

Polémica con Portos

Cambados cierra así un Carnaval que estuvo marcado por la polémica con Portos de Galicia por el uso del salón de congresos José Peña, hasta el extremo de que se suspendió el tradicional concurso de filloas. Finalmente, el hecho de que no lloviese el martes evitó que el Concello tuviese que trasladar el concurso de comparsas al Auditorio de A Xuventude, algo que se temía mucho pues se trata de un espacio con butacas y dimensiones reducidas para espectáculos con mucho aforo

El cartel escogido por el Ayuntamiento para anunciar el Enterro da Sardiña de este año no dejaba lugar a dudas, con un hombre vestido con un pijama del Sergas y metido como una sardina más dentro de una lata de conservas.

La sanidad ha centrado en los últimos meses buena parte de la agenda política cambadesa, ya fuese por el cierre del centro de salud por las tardes o las listas de espera durante los periodos vacacionales.

Compartir el artículo

stats