El Concello de Ribadumia acordó en pleno a finales de 2019 sumarse al Pacto de Alcaldes por el Clima y la Energía, y acaba de celebrar su primera reunión. El Concello deberá adoptar una serie de medidas de sostenibilidad, y diseñar antes de noviembre de 2021 un plan para reducir las emisiones de CO2.