Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Análisis del presupuesto municipal

Vilagarcía prevé recaudar el doble en licencias urbanísticas y un 68% más en el impuesto de obras

Bajan las inspecciones y las sanciones - En materia de tráfico se reduce la presión de la grúa pero se espera un 40% de incremento en multas -El total de ingresos en 2020 crece en dos millones pese a la congelación fiscal

Vilagarcía prevé recaudar el doble en licencias urbanísticas y un 68% más en el impuesto de obras

Vilagarcía prevé recaudar el doble en licencias urbanísticas y un 68% más en el impuesto de obras

Los ingresos recogidos en el Presupuesto de Vilagarcía para 2020 que hoy se somete a aprobación plenaria se incrementan un 7,48% con respecto al año pasado, lo que se traduce en un aumento de dos millones de euros. Así, el gobierno de Alberto Varela estima que las arcas municipales recibirán a lo largo del ejercicio 29.715.000 euros pese a la congelación generalizada de impuestos (la quinta consecutiva). Solo se actualizan conforme al IPC las tasas de agua y saneamiento, ambos servicios en manos de una empresa privada (mediante concesión) con la que existe un contrato que Ravella no puede incumplir.

En el desglose de ingresos destaca el espectacular incremento que el ejecutivo socialista prevé en licencias urbanísticas, pasando de 100.589,05 euros en 2019 a 192.977,72 en 2020, es decir, casi el doble. La documentación municipal también refleja un importante aumento -en este caso del 68%- en las estimaciones del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), concretamente de 211.609,98 euros a 357.359,29.

No obstante no ocurre lo mismo con las inspecciones de licencias urbanísticas (bajan de 18.911,33 a 9.500 euros) y del impuesto de obras (desciende de 131.877,27 a 44.000 euros), sobre las que el Ayuntamiento echará el freno. También se espera sancionar menos por infracciones urbanísticas, con una recaudación estimada de 4.000 euros en multas frente a los 19.000 euros del ejercicio anterior.

Tal y como auguró esta misma semana el alcalde, 2020 será un año importante a nivel urbanístico en Vilagarcía, sobre todo debido al empujón que espera darle a la revisión del PXOM. De hecho Varela ha recuperado la figura de gerente de Urbanismo (como cargo de confianza), la cual aparece recogida en el nuevo cuadro de personal.

Además, a tenor de la información recogida en el Presupuesto, los socialistas trabajan con unas previsiones optimistas en el ámbito de la construcción.

Todos los tributos municipales experimentan un incremento en la recaudación. En primer lugar, los impuestos directos (IBI, IAE, IVTM y plusvalías) reportarán a las arcas de Ravella un 1,72% más de dinero que en 2019, alcanzando según las previsiones iniciales los 10,5 millones de euros. Aunque no existe ninguna subida fiscal, el aumento derivado de la ponencia de valores del IBI solicitada por el PP en 2014 (conocido coloquialmente como "catastrazo") impide que la minoración impositiva llevada a cabo de forma gradual por el gobierno de Varela tenga el efecto deseado en el recibo de los contribuyentes. Así las cosas, la previsión de recaudación del IBI urbano crece en 400.000 euros de 2019 a 2020, rozando los 7 millones de euros.

Además, el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (las plusvalías) también es uno de los principales responsables de la mayor recaudación en tributos directos. En cuanto al impuesto de vehículos, se mantiene en niveles similares al año pasado, en 1,9 millones.

El Impuesto de Actividades Económicas (IAE) también es directo y se espera que sus ingresos suban de forma muy ligera, de 828.013,13 euros a 853.013,13. Como ocurre en las inspecciones de licencias urbanísticas y del ICIO, también se recoge un descenso en las del IAE, en este caso de forma muy acusada, al pasar de 400.000 euros a solo 25.000.

Los tributos indirectos incrementan su recaudación en un 16,85% (a 401.359,29 euros) y las tasas y otros ingresos en un 3,78% (a 6.020.485,82 euros).

En materia de tráfico, es relevante la reducción de previsión de ingresos por la retirada de vehículos de la vía pública, pasando de 59.060 a 21.053,33 euros.

No obstante la presión sobre el cumplimiento de la Ordenanza de Circulación se incrementa un 40%, con una recaudación estimada en sanciones de tráfico de 179.756,35 euros frente a los 128.245,19 que recogía el Presupuesto de 2019. Hay que tener en cuenta que el Concello prevé colocar cámaras en las calles peatonales para frenar los desmanes de algunos conductores.

Haz click para ampliar el gráfico

Compartir el artículo

stats