DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Basilio Camiña narra su historia solidaria con el pueblo saharahui

El acto abierto al público es en el Pazo de Lis a las 20.45 horas

"Con la música a otra parte" es el título del coloquio que el público mantendrá hoy viernes con Basilio Camiña Ucha, un meañés embarcado en proyectos de solidaridad desde hace ocho años, y que le llevó en este tiempo a cinco países diferentes en tres continentes. El encuentro se ofrece como tercera entrega del curso en el marco del foro de coloquio y debate "A Cova do Trasno", que organiza la asociación cultural y deportiva GAM, presidida por Marcos Castro, y que retomaba este foro alumbrado hace dos décadas.

La cita es a las 20.45 horas en el Pazo de Lis, con música en directo, una hora de duración y entrada libre hasta completar aforo, el medio centenar de sillas que ofrece la acogedora sala de la planta alta de este pequeño pazo, que oficia también como testimonial Museo da Muller Labrega. Una ocasión que aprovecha también la asociación GAM como gesto para tratar de poner en valor la hemeroteca municipal, impulsada por este colectivo a inicios de los 90 con un fondo documental del cura párroco Desiderio Dovalo, con el que trabajó la entidad y que cediera al concello para su conversión en hemeroteca municipal. Una estancia que podrá visitar el público en la previa, por lo que abrirá sus puertas a las 20,30.

Basilio Camiña encarna como pocos el trabajo solidario y altruista del voluntariado anónimo que suma en favor de causas solidarias, y que "A Cova do Trasno" trata de traer hoy a un primer plano. Un Camiña Ucha que realizó estudios de Magisterio, amén de haber sido joven trombonista de la Banda Unión Musical de Meaño, y cursar también la carrera musical, completando el Grado Superior de trombón en el Conservatorio de A Coruña.

La llamada solidaria prendió en él a raíz de su participación de un acto de apoyo al pueblo saharaui, para poner su grano de arena en ONGs, y sentirse útil en unos años en que la crisis golpeaba duro. En 2012, se estrenaba de manos de "Felicidad sin Fronteras", con la que enseñó a los niños en la ciudad marroquí de Azrau, en las montaña del Atlas. Luego, en 2013, con "Profesores en Sahara" viajó al campo de refugiados de Tinduf en Sahara, para desarrollar su labor formativa con los adolescentes de entre 12 y 17 años.

Compartir el artículo

stats