Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entre una y dos toneladas de basura semanales

La Cofradía de A Illa ha sido siempre pionera a la hora de apostar por métodos de modernización del sector. Un ejemplo de ello es su implicación en la eliminación de la basura marina. Hace poco más de dos meses, el patrón mayor, Juan José Rial Millán, decidió dar un paso muy importante, el de que fuese el propio pósito el que retirase la basura que los visitantes de A Illa recogían en las playas. En ese paso resultó fundamental la implicación de los vigilantes que trabajan para la cofradía, que son los encargados de identificar las fotografías que los visitantes y senderistas cuelgan en la página "Basura marina" de Facebook.

Desde que comenzaron a retirar, de forma voluntaria, los residuos, se han alcanzado cifras que no se esperaban. De hecho, Millán calcula que "los vigilantes retiran una media de entre una y dos toneladas de objetos a la semana, lo que indica el grave problema al que nos enfrentamos".

Desde que se comenzó con esta iniciativa, los vigilantes han retirado de casi todas las playas ingentes cantidades de desechos, especialmente plásticos, recogidos por los visitantes y senderistas del pequeño municipio. Gran parte de esos restos son redes y artes de pesca perdidos que, tras navegar a la deriva, acaban siendo arrojados a la playa. Pero no toda la basura llega de forma accidental, ya que también se han recogido una gran cantidad de botellas de plástico que son arrojadas al mar o a la propia playa. La medida, incide Millán, tiene como principal objetivo concienciar sobre "la necesidad de proteger nuestro mar, el principal sustento económico para la mayor parte de las familias de A Illa de Arousa".

Compartir el artículo

stats